Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ingenieros, técnicos y empresarios de la ‘Y vasca’ han reforzado su seguridad personal ante la orden de ETA de atentados y secuestros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ‘Y vasca’ es un objetivo estratégico de ETA. La banda reivindicó la colocación de dos bombas en sendas excavadoras que realizaban los trabajos de construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) en Hernani. Los terroristas quieren convertir las obras de la línea ferroviaria en otro ‘caso Lemóniz’.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, ETA ha dado la orden de secuestrar o matar a empresarios, técnicos, ingenieros o políticos relacionados con la construcción de la ‘Y vasca’. La amenaza se extiende desde los responsables de las contratas hasta los dirigentes de las diputaciones que aprobaron el trazado.

La orden que ha dado la nueva dirección de ETA a sus activistas es clara: atentar contra alguien con representatividad en las obras de construcción de la línea ferroviaria.

El objetivo de la banda es convertir la ‘Y vasca’ en otro ‘caso Lemóniz’. Hay que recordar que la banda consiguió en la década de los 80 que Iberduero paralizara las obras de construcción de la central nuclear secuestrando y asesinando al ingeniero jefe de la central, José María Ryan.

Las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas explican que el entorno proetarra lleva desde enero implicado en una campaña de cartelería: en algunas calles del País Vasco se pueden ver estos carteles en contra de la construcción de la línea de Alta Velocidad.

La pretensión de ETA es movilizar a toda la población para que la ‘Y vasca’ se convierta en un “objetivo popular”, es decir, que no sólo la izquierda ‘abertzale’ sea quien se oponga sino que también organizaciones sindicales o grupos vecinales digan públicamente ‘no’ al trazado.

Ante estas amenazas de la banda terrorista, trabajadores y personas implicadas en las obras han recibido instrucciones para que refuercen su seguridad personal. Incluso, ECD ha podido saber que algunos directivos de las empresas concesionarias, así como empresarios y personal técnico han tenido que solicitar servicios de vigilancia privada.

Por su parte, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) se mantienen en alerta ante posibles acciones terroristas y de sabotaje contra las obras. Tanto agentes de la Ertzaintza como de la Guardia Civil han redoblado los refuerzos de contravigilancia en el trazado y patrullan diariamente el terreno. Las fuentes consultadas añaden que controlar un trazado ferroviario de cientos de kilómetros es complicado y requiere una gran dotación de agentes.

Manual de ETA en contra de la ‘Y vasca’

Hay que recordar que ETA amenazó el pasado mes de enero con boicotear estas obras que comenzaron formalmente en Guipúzcoa el pasado día 2 de abril tras la firma del acta de replanteo entre el Gobierno Vasco y las empresas adjudicatarias. Incluso, la banda terrorista llegó a distribuir entre sus bases un manual titulado ‘Destrozar a los que destrozan’ en el que se detallaba cómo atacar los puntos vulnerables del trazado y causar el mayor daño económico. Está previsto que la obra esté ejecutada en 31 meses.

Además, varios dirigentes de la ilegalizada Batasuna animaron a sus simpatizantes a repetir con la futura ‘Y’ vasca “los movimientos populares históricos” que en su día paralizaron el proyecto de la central nuclear de Lemóniz, retrasaron la construcción de la presa de Itoiz o modificaron el trazado de la autovía de Leizarán entre Pamplona y San Sebastián, y que costaron la vida a siete personas.

Tras algunos ataques de la llamada ‘kale-borroka’, ETA reivindicó el pasado mes de abril la colocación de madrugada de dos bombas en sendas excavadoras de las obras en Hernani (Guipúzcoa). Era la primera vez que ETA reconocía haber atentado en el trazado ferroviario.