Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Inmigración Canarias: Interior detecta casos de indocumentados “repetidores” en los cayucos y aumento de fugas en los centros de internamiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Interior está empezando a detectar en Canarias varios casos de inmigrantes indocumentados que han intentado acceder a nuestras costas hasta en cinco ocasiones. Las fugas en los centros de internamiento están aumentando y las autoridades policiales alertan sobre la falta de seguridad en los alojamientos.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes del Ministerio de Interior, el gabinete que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba está comenzando a detectar en Canarias varios casos de subsaharianos que intentan acceder a nuestras costas en repetidas ocasiones a bordo de cayucos. “Dos, tres, cuatro y hasta cinco veces” han sido detenidos y expulsados estos indocumentados “repetidores”, aseguran estas fuentes.

El procedimiento, explican, siempre es el mismo. Los inmigrantes son interceptados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en los cayucos y se les tramita su expediente de expulsión. Su objetivo es llegar a la costa y mezclarse entre la población antes de ser detenidos por la Policía, afirman.

Además, las mismas fuentes advierten de un aumento significativo del número de fugas en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) en Canarias. ECD ha tenido conocimiento del último incidente acaecido el pasado martes en el centro de El Matorral, en Fuerteventura.

Todo sucedió a raíz de la “macroexpulsión” de unos 200 senagaleses que estaba prevista a comienzos de semana. Cuando los afectados se enteraron de que iban a ser devueltos a su país de origen, armaron un gran “alboroto” en este centro. Según fuentes presenciales consultadas por este confidencial, los indocumentados desmontaron una de las literas de una habitación y con ella consiguieron derribar la reja metálica de la ventana. En total se fugaron 26 subsaharianos, de los que tan sólo siete inmigrantes fueron recuperados.

A estos problemas hay que sumar la falta de seguridad en los centros de internamiento canarios, se denuncia. Concretamente, en El Matorral trabajaban en estos momentos una dotación de cuatro policías, apoyados por dos agentes más. En horario nocturno, la plantilla queda reducida a un total de 4 agentes encargados de la custodia de alrededor de 200 indocumentados.