Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Instituto Elcano que dirige el socialista Suárez Pertierra alerta sobre los riesgos del Líbano: minas, granadas e insurgencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Además de la incertidumbre en torno al éxito de la misión en el Líbano, las tropas españolas de la FINUL tienen varios riesgos en su misión. El propio Instituto Elcano enuncia algunos: minas antipersonales, cien mil granadas sin explosionar y los ataques de Hizbulá.

Según declaraciones del general en la reserva J. Enrique de Ayala para el Real Instituto Elcano “la misión de paz en Líbano es muy peligrosa”. El militar explica en el escrito cuáles son los riesgos a los que se están enfrentando las tropas españolas.   En primer lugar, de Ayala destaca el problema de las minas antipersonales. Como ya se informara en El Confidencial Digital, Israel nunca ha querido entregar los mapas que señalizan la situación exacta de esos artefactos.   Por otra parte, existen alrededor de 100.000 granadas sin explosionar en territorio libanés. El general en la reserva advierte que los explosivos están “la mayoría en el Sur” y la gran dificultad de detectarlas por diversos motivos. La vegetación y los escombros “pueden producir accidentes graves en el curso de los movimientos de la fuerza multinacional o en las tareas de reconstrucción”.   Por último, las tropas bajo bandera de la ONU que participan en esta misión estarán en permanente riesgo si el conflicto se alarga más de lo esperado. De hecho, explica el experto, las bajas llegarán mayoritariamente por “las posibles acciones de los beligerantes que no respeten el cese de hostilidades”.   Según de Ayala, es improbable que, a corto plazo, Hizbulá atente directamente contra la fuerza multinacional, cuyo despliegue ha aceptado. Sin embargo, “a medio o largo plazo y dependiendo de la evolución de la situación, no puede descartarse esta eventualidad”.   Por último, el general en la reserva habla de otro riesgo, en este caso, de tipo político. Se trata del fracaso de la misión: “si la nueva FINUL es incapaz de evitar una reanudación del conflicto, del mismo modo que fue incapaz su predecesora en 1982 y en el episodio reciente, el prestigio de los países implicados en el despliegue sufrirá un duro revés que tendrá consecuencias graves en su capacidad de influencia en Oriente Medio e incluso en su relación con el mundo islámico e Israel, consecuencias que tardarían muchos años en superarse”.

·Publicidad·
·Publicidad·