Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Apoyó a Susana Díaz

Intento fallido de Pedro Sánchez para dejar sin ningún cargo a Ramón Jáuregui

Le quitó la portavocía en Bruselas y maniobró para apartarle de la presidencia de la Asamblea Euro-Latinoamericana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que volvió a la secretaría general del PSOE, Pedro Sánchez se ha propuesto llevar a cabo una renovación total del partido, apartando de cargos de responsabilidad a dirigentes históricos que, según su criterio, forman parte del pasado. Ya ha aplicado esa estrategia con Alfonso Guerra, al que retiró de la Fundación Pablo Iglesias, aunque anteriormente lo intentó con Ramón Jáuregui.

Ramón Jáuregui. Ramón Jáuregui.

El eurodiputado fue, de hecho, uno de los más críticos con la decisión de Sánchez de apartar al ex vicepresidente del Gobierno. En una carta al director publicada en El País, Jáuregui se preguntaba abiertamente si la salida de Guerra era “necesaria”, además de hacer la siguiente reflexión:

--“Me pregunto por qué lo han hecho [en referencia a la dirección del PSOE]. Somos muchos los que no encontramos la respuesta a una decisión tan incomprensible como injusta”.

Esta reacción airada por parte del político vasco, explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE, tiene que ver con la buena que guarda con Guerra, pero también con los intentos previos de Sánchez de “dejar a Jáuregui apartado dentro del Parlamento Europeo”. Unos movimientos de los que el propio eurodiputado estaba al tanto.

Un intento fallido

Una de las primeras decisiones que adoptó Sánchez en su regreso a Ferraz fue nombrar a Iratxe García nueva portavoz del PSOE en Bruselas.

La vallisoletana recuperaba así el puesto que ocupó durante el primer mandato del actual secretario general (junio de 2014 a octubre de 2016) en detrimento de un Jáuregui al que la gestora había situado al frente de la delegación socialista española en la UE tras el convulso Comité Federal que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez.

Ese movimiento, no obstante, no era considerado suficiente para Pedro Sánchez, que no quería mantener a uno de sus principales críticos en el otro gran puesto de relevancia que ocupa en Bruselas: el de presidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana.

Ramón Jáuregui, que llegó a afirmar durante las primarias que “me sorprende y me preocupa el apoyo a Sánchez porque quiero un PSOE ganador” preside este organismo, compuesto por 150 parlamentarios de países europeos y latinoamericanos, desde septiembre de 2014, después del acuerdo alcanzado entonces por el Grupo Socialista Europeo con el resto de partidos.

Ese acuerdo ha sido, precisamente, el que ha impedido a Pedro Sánchez buscar un sustituto a Jáuregui en la Asamblea Euro-Latina: “Ese tipo de nombramientos son difíciles de modificar porque son fruto de un consenso entre varios partidos. Si Ramón se fuera, es prácticamente imposible que su sustituto fuese español o socialista”, explican a ECD fuentes del Parlamento Europeo.

Así las cosas, el líder del PSOE se ha encontrado en Bruselas el mismo problema que ha tenido en el Congreso de los Diputados, donde se ha visto obligado a mantener a diputados susanistas en las presidencias de varias comisiones ante el riesgo de perder esos cargos para el Grupo Socialista.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·