Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El ‘patinazo’ de Interior al difundir los rostros de los etarras “más buscados” fue un error de la Guardia Civil, que no consultó a la Policía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Guardia Civil difundió por su cuenta en la web oficial las fotografías de los seis etarras “más buscados”. Dos de los retratados fueron detenidos y, horas más tarde, puestos en libertad al no existir una orden de búsqueda y captura contra ellos. El Confidencial Digital ha podido conocer la intrahistoria de este “error”.

La Dirección General de la Policía decidió imprimir nuevos carteles con las fotografías de los rostros de los miembros de ETA “más buscados”. Los antiguos anuncios, presentes en comisarías y aeropuertos, habían quedado obsoletos: algunos etarras ya estaban detenidos. Era el caso, por ejemplo, de Saioa Sánchez.

Sin embargo, de repente la Benemérita decidió colgar en su página web las caras de seis de los supuestos integrantes de ETA que eran considerados los más peligrosos. Y los servicios de prensa de la Guardia Civil hicieron llegar la noticia a los diferentes medios de comunicación. Los medios hicieron el resto: “los nuevos carteles que ha distribuido Interior”. Ese fue el enfoque que apareció en agencias de noticias, diarios, radios o televisiones.

Horas más tarde de hacerse públicos estos rostros, dos de los supuestos etarras se entregaban en una comisaría de la Ertzaintza. Y horas después fueron puestos en libertad –vea más detalles de esta información pinchando aquí-. Este hecho generó “confusión” entre algunos periodistas que cubren habitualmente información de Interior, que comenzaron a hablar de un “error” del Ministerio.

Las fuentes consultadas explican que este ‘desliz’ vino provocado por el movimiento de la Guardia Civil que no consultó con la Policía Nacional sobre la identidad de los presuntos etarras. La Benemérita, añaden, incluyó los rostros de los que, más tarde, serían puestos en libertad fiándose de la declaración judicial de Gorka Lupiañez –que ya se encuentra en prisión- que había afirmado que dos personas le habían dado cobijo en su domicilio.

Por cierto. Las mismas fuentes explican que el otro ‘patinazo’ sobre fotos distribuidas, de hace apenas un mes, se produjo en similares circunstancias. La Guardia Civil recibió una filtración sobre los supuestos pederastas más buscados e inmediatamente difundió sus fotografías, sin cotejar esas identidades con la Policía Nacional, su situación actual o su paradero.

Hay que recordar que la Policía es la única que tiene competencias de Interpol para este tipo de investigaciones. Visto lo sucedido, algunos agentes filtraron a la prensa que dos de presuntos pederastas ya se encontraban en prisión cumpliendo condena.