Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Javier Solana respondió a Zapatero que no podía ser candidato por Madrid debido al papel que tiene en la crisis del Líbano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PSOE sigue buscando, todavía en vano, un candidato fuerte para el Ayuntamiento de Madrid, después de la salida de Trinidad Jiménez a Iberoamérica. Javier Solana lo rechazó por la crisis del Líbano.

Rodríguez Zapatero en persona planteó a Javier Solana, responsable de política exterior de la Unión Europea, que fuera el cabeza de lista del partido a la Alcaldía de Madrid, en una conversación que mantuvo con él antes del mes de agosto. Hasta agosto, la apuesta del PSOE era él.   Fue en agosto cuando la candidatura quedó definitivamente desechada, por renuncia del propio Solana. Según fuentes cercanas a los socialistas consultadas por El Confidencial Digital, el argumento que dio a Rodríguez Zapatero, para decir que no, fue que, dado el papel que estaba jugando en la resolución del conflicto del Líbano, no podía abandonar ese puesto para encabezar las listas de Madrid.   A partir de ese momento, el presidente del Gobierno, y secretario general del PSOE, empezó a estudiar otros nombres, y fue entonces cuando surgió la opción de José Bono, que no había estado sobre la mesa hasta entonces, y que estaba descartado por Ferraz para cualquier puesto, incluso en Toledo.   Ante la situación provocada por el ‘no’ de Solana, Zapatero dio instrucción a José Blanco para que sondeara, de su parte, al político manchego.   La entrevista, como ya se ha contado, se desarrolló el pasado 4 de septiembre, lunes, en un almuerzo entre el secretario de Organización y el ex ministro de Defensa, en el que éste rehusó el ofrecimiento, argumentando –entre otras cosas- que él no es madrileño y que siempre ha sido crítico con los políticos “paracaidistas” (que se presentan en lugares de donde ellos no son ni tienen nada que ver).