Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La euforia de Jesús Caldera. Trabajo recibió, 15 minutos después de anunciar ZP los 2.500 euros, la llamada del primer ciudadano y ahorrará en publicidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El dato, anecdótico, tiene un análisis más profundo. Primero, que la gente sigue el debate sobre el estado de la Nación, diga lo que digan las encuestas. Y, segundo, que las medidas que calan en la ciudadanía siguen siendo las de corte social. Esta propuesta, además, no requerirá publicidad recuerda Jesús Caldera.

En el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales no les ha podido salir mejor la jugada y están encantados. Zapatero anunció el martes en el Congreso, una medida que algunos calificaron de “efectista” y “electoralista”, pero que ha sido la estrella del debate sobre el estado de la Nación: 2.500 euros de ayuda por cada hijo que nazca.

Zapatero presentó la medida con el mismo tono que leía otras líneas de su discurso, pero Jesús Caldera, ministro de Trabajo, asintió con enorme satisfacción la propuesta desde su escaño. La medida no sólo le dio el titular a Zapatero y le encaminó a la victoria en el debate, sino que la cartera de Trabajo también salió muy beneficiada.

Según confirman a El Confidencial Digital desde el entorno del ministro, el anuncio demostró dos cosas: primero, que la gente está pendiente y sigue el debate y, segundo, que el interés sigue estando en las medidas que afectan directamente al ciudadano. En el propio Ministerio rechazan las acusaciones de oportunistas o una supuesta improvisación del acuerdo. Aseguran que llevaban trabajando desde hacia varias semanas en ello y sólo se anunció cuando había disponibilidad presupuestaria.

Las mismas fuentes explican que, de las numerosas llamadas que se han recibido hasta ahora, no hay ninguna que haya criticado la medida. Por cierto, que la primera llegó a los 15 minutos de la proclama de Zapatero. La gente que ha llamado para informarse ha manifestado su satisfacción a las claras: “es una disposición muy buena”.

A todos se les ha dicho que las condiciones y requisitos se fijarán en un decreto que estará aprobado en unos diez días y que además tendrá efectos retroactivos. En cuanto a la puesta en práctica, aún siguen barajándose diferentes fórmulas pero en Trabajo apuestan por proporcionarla en el momento del nacimiento, quizás en forma de cheque, siguen insistiendo.