Lunes 05/12/2016. Actualizado 10:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La frustración de Joan Saura, consejero de Interior de la Generalitat, por el acoso de los ‘antisistema’: boicot a ICV, asalto a su segunda casa, piquetes y algaradas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El consejero de Interior de la Generalitat de Catalunya, Joan Saura, anda de cabeza debido a la acción de elementos ‘antisistema’ y radicales que le han ‘boicoteado’ las fiestas por el vigésimo aniversario de Iniciativa per Catalunya, el partido que preside.

Joan Saura ‘se las prometía felices’ en el recién terminado mes de febrero con motivo de la celebración del vigésimo aniversario de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV. La fecha exacta de la celebración fue el 23 de febrero, cuando se celebró un acto en la Carpa La Dama del Paraigües de Barcelona, en el que intervinieron Laia Ortiz, diputada en el Parlament; Joan Herrera, vicepresidente de ICV y portavoz en el Congreso de los Diputados; Imma Mayol, vicepresidenta de ICV, pareja de Saura y teniente de alcalde del ayuntamiento de Barcelona; Joan Armet, presidente del Consell Nacional de ICV y el propio Saura.

Sin embargo, en los días previos a esta celebración algunos hechos vinieron a turbar la alegría del Consejero de Interior y Relaciones Institucionales del gobierno catalán. La primera contrariedad se produjo el pasado 7 de febrero cuando, por orden del Juez Pedraz, los Mossos d’Esquadra detenían en una casa okupa en Sarría del Ter (Girona) a Núria P., de 26 años, una joven anarquista, activista de los movimientos Antisistema que podía estar relacionada con actividades de tipo terrorista.

A raíz de dicha actuación policial, los amigos de la susodicha y otros simpatizantes de estos movimientos radicales comenzaron a manifestarse frente a la sede de ICV en Girona. En algunas de estas convocatorias han llegado a concentrarse cerca de 300 personas que gritaban lemas en contra de la Ley Antiterrorista, por la libertad de la detenida y en contra del conseller Saura.

Según ha podido saber El Confidencial Digital estas protestas han molestado mucho a Saura, sobre todo por el hecho de que se concentraran primordialmente delante de la sede de su partido en Girona y, sólo después, protestaran frente a la Delegación del Gobierno. Saura lo considera injusto ya que tradicionalmente ICV ha mostrado receptividad y sensibilidad con este tipo de corrientes sociales.

A esta circunstancia desagradable para Saura se suma la acción llevada a cabo el día 11 de febrero por miembros del partido independentista “Unitat Catalana Nacional” en la localidad de Port de la Selva (Girona), cuando una decena de manifestantes colgaron varias pancartas en el exterior de la segunda residencia de la pareja formada por Saura y Mayol.

Además, los alborotadores simularon la ‘okupación’ del domicilio del conseller en respuesta a las declaraciones de Inma Mayol a favor de despenalizar esta práctica.