Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Jordi Pujol se resiste a dejar su legado de 23 años de gobierno a Convergencia y pondrá en marcha su propio “think tank”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jordi Pujol no quiere hacer depositaria de su legado de 23 años de gobierno a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) y creará una institución donde se custodiarán sus documentos, archivos y escritos personales. Esta decisión ha levantado incomprensiones dentro del partido, pues no entienden por qué su presidente constituye su propio “think tank” cuando CDC ya tiene el suyo: la fundación Ramón Trías Fargas.

Jordi Pujol no quiere hacer depositaria de su legado de 23 años de gobierno a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) y creará una institución donde se custodiarán sus documentos, archivos y escritos personales. Esta decisión ha levantado incomprensiones dentro del partido, pues no entienden por qué su presidente constituye su propio “think tank” cuando CDC ya tiene el suyo: la fundación Ramón Trías Fargas. Desde que Estados Unidos pusiera de moda la creación de “think tanks” como lugares de reflexión para elaborar estrategias de acción política, todo partido que se precie debe tener el suyo propio. Ahora, además, estas fundaciones se han convertido en el lugar de retiro de ex presidentes que no se resignan a abandonar el poder y utilizan estas instituciones para seguir prologando su influencia a la sombra. Este es el caso de José María Aznar y la FAES, y ahora el de Pujol y La Fundación Centro de Estudios Jordi Pujol. ECD ha podido saber por personas cercanas al ex presidente, que la fundación que planea Pujol no será simplemente un lugar donde se den cita intelectuales y políticos, sino también la institución encargada de custodiar el legado de 23 años de gobierno de Cataluña: “muchos archivos de una Administración salen fuera, cuando el presidente sale fuera”. Estas mismas fuentes apuntan que la idea habría surgido cuando Jordi Pujol visitó la Fundación Jimmy Carter en Estados Unidos, donde se custodia el legado de este presidente norteamericano. Igualmente manifiestan que Pujol es un prolífico escritor y que la nueva fundación recogerá los documentos y discursos emanados de la pluma del ex presidente de la Generalitat. En algunos ambientes del partido que todavía preside Jordi Pujol no terminan de ver qué sentido tiene la creación de una nueva fundación, cuando CDC ya tiene la suya propia: la fundación Ramón Trías Fargas. Este confidencial ha confirmado que Pujol no quiere vincular su nuevo proyecto a un partido concreto, y más cuando el Presidente no está de acuerdo con algunas de las estrategias actuales que defiende CDC. ECD también tiene conocimiento de que desde la Fundación Catalunya Oberta, presidida por Joan Guitart, ex conseller de Cultura de la Generalitat, han intentado atraerse a Pujol para hacer suyo este nuevo proyecto. Pujol habría desestimado unirse a esta fundación por considerarla alejada de los planteamientos sociales y cristianos que siempre ha defendido.