Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

José Blanco tiene un acuerdo secreto con los controladores: recorte ‘razonable’ de sueldos, mantendrán ciertas ventajas, protestas moderadas y el ministro ‘venderá’ que ha ganado el pulso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es conocido, pero José Blanco tiene asegurada la victoria en su aparente y mediático pulso con los controladores aéreos. Motivo: tiene casi desde el principio pactado el acuerdo con ellos, que el titular de Fomento va a ‘vender’ políticamente como un triunfo personal suyo.

Cuando se ‘anunció’ la ofensiva del ministro contra un colectivo tan crítico, capaz de paralizar el tráfico aéreo y de montar, como han hecho en anteriores ocasiones, huelgas, más o menos encubiertas, que boicoteen puentes, Semana Santa y verano, no pocos analistas se extrañaron de que un político tan avezado se metiera en ese problema sin garantías de ganar el pulso. En realidad sabía lo que estaba haciendo.

El conflicto con los controladores aéreos profesionales, incluidas las amenazas de paros y huelgas, es una realidad una escenificación, según fuentes de alto nivel del sector aeronáutico a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital. La explicación es que el acuerdo está pactado, y desde hace tiempo.

Lo que ha ocurrido es lo siguiente, según explican las fuentes citadas:

-Los controladores sabían que su privilegiada situación no se podría mantener indefinidamente. Los sueldos medios de 350.000 euros, y los ingresos de algunos de hasta 900.000, no iban a resistir a la decisión de un Gobierno que quisiera poner orden.

-Su truco se centraba en aceptar sueldos fijos muy bajos, pero altas percepciones por las horas extras, que eran muy numerosas debido a que las plantillas son cortas. Una escasez que ellos mismos administraban porque forman los tribunales de admisión y por tanto contaban con la llave del acceso al colectivo. Y ministro tras ministro, iban consolidando sus ventajas.

-José Blanco se planteó ser él quien ‘resolviera’ el problema, por otra parte muy ‘sensible’ para la opinión pública. Y recurrió al sentido común. Es decir, les planteó un recorte ‘razonable’ de sus ingresos, pero manteniendo en parte las ventajas.

-El recorte final de sueldos será de 200.000 euros de media, pero se aseguran retribuciones de ese mismo nivel, 200.000 euros. Y los profesionales abrirán la mano para la admisión de más controladores, de forma que las plantillas de completen y se reduzcan las horas extras.

-Fue así como pactó con los controladores, a la vez que lanzaba mediáticamente una campaña para visualizar que iba ‘a por ellos’, en una batalla que tenía ya ganada.

-Igualmente, saltó a la prensa la ‘amenaza’ de recurrir a controladores militares si se producía alguna huelga, o de contratar empresas privadas extranjeras especializadas en esa labor.

-La ofensiva del ministro de Fomento en los medios ha estado muy bien diseñada, con mensajes de ‘advertencia’ a los profesionales, ‘denuncias’ de los sueldos estratosféricos que perciben, etc. La opinión pública ha percibido el mensaje de un José Blanco lleno de argumentos y decidido a cortar los excesos.

Un punto de duda hasta última hora es que, de los sindicatos que mandan en el colectivo, uno de ellos, el de los más modernos, no está del todo convencido y aún podría haber algún problema aislado. Pero se descarta una paralización del control aérea coincidiendo con fechas tan críticas como Semana Santa.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·