Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Josep Piqué enfada a un sector del PP catalán por su “nacionalismo moderado” y abre las puertas a otra escisión regional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Partido Demócrata Español continúa ganando adeptos en aguas revueltas. Si hace unos días, este confidencial informaba sobre el posible trasvase de militantes "populares" andaluces al PADE, ahora acaba de saberse que algunos militantes del PP de Cataluña también estarían otro tanto. Ya lo hicieron en su momento importantes cargos de los populares catalanes: Juanjo Aizcorbe y Francisco Peñaranda.

El Partido Demócrata Español continúa ganando adeptos en aguas revueltas. Si hace unos días, este confidencial informaba sobre el posible trasvase de militantes "populares" andaluces al PADE, ahora acaba de saberse que algunos militantes del PP de Cataluña también estarían otro tanto. Ya lo hicieron en su momento importantes cargos de los populares catalanes: Juanjo Aizcorbe y Francisco Peñaranda. Desde que en Génova decidieron defenestrar a Vidal Quadras de la presidencia del PPC, muchos de sus seguidores no han terminado de sentirse cómodos en el partido, presidido primero por Alberto Fernández, y ahora por Josep Piqué. Juanjo Aizcorbe, uno de los hombres de confianza de Vidal Quadras y entonces coordinador de comunicación y programas del PPC, abandonó a los populares y se integró en la ejecutiva del PADE. El que fuera presidente del PPC en la Comarca del Garraf, hace ahora apenas dos años hizo el mismo recorrido que Aizcorbe. Algunas fuentes afirman que Josep Curto, ex secretario general y ex diputado de los populares catalanes, tuvo un conato de acercamiento al PADE que no ha llegado a consumarse. Curto saltó a la palestra recientemente por las duras críticas vertidas contra Piqué ante los malos resultados del partido en las elecciones del 14 de marzo. El PADE quiere atraerse el voto de los seguidores del carismático Vidal Quadras, de los insatisfechos con Piqué y ocupar el espacio político que el PPC podría dejar libre en caso de que finalmente se confirmara su deriva hacia el nacionalismo moderado.