Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Magdalena Álvarez recurre a Felipe González y la “vieja guardia” del PSOE para que le ayuden a colocarse tras su próxima salida del Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Magdalena Álvarez no las tiene todas consigo en cuanto a su futuro dentro del Gobierno. Al contrario, todo indica que está buscando una salida para cuando se queda fuera. Y ha recurrido, en petición de ayuda, a algunos viejos socialistas. Uno de ellos, el mismísimo Felipe González.

A finales de la semana pasada, la todavía ministra de Fomento era vista en un restaurante de Madrid, Aldaba, uno de los más conocidos de la capital, situado en la calle Alberto Alcocer. El otro comensal era el ex presidente del Gobierno, Felipe González, también un destacado andaluz.

Fuentes políticas cercanas al Partido Socialista, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, apuntan que Magdalena Álvarez tiene bastante asumido que su permanencia en el Gobierno de Rodríguez Zapatero está tocando a su fin, más aún tras algunos sucesos recientes como el viaje a Siberia, que ha provocado el enfado de José Blanco (léalo aquí).

Por eso mismo, ha iniciado una ronda de contactos para buscarse una salida, que en principio no se situaría en Andalucía, donde esta desahuciada porque Manuel Chaves no quiere ni oír hablar de su regreso a la política regional, y mucho menos a la Junta, de donde salió.

Las fuentes consultadas por ECD apuntan que a Magdalena Álvarez “no le importaría” convertirse en presidenta, o en todo caso vicepresidenta, de la nueva institución financiera que salga de la incoada fusión entre Unicaja y Caja Castilla-La Mancha.

De igual forma, tampoco le importaría incorporarse al despacho de influencias que comanda el ex ministro Carlos Solchaga, en el que también está Pepe Recio, que fue vicepresidente de la Junta de Andalucía. Según las informaciones recogidas, la todavía ministra de Fomento piensa que en ese ámbito podría hacerlo bien y ganarse la vida con soltura.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·