Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Mandos del Ejército dudan de la preparación e idoneidad del contingente español que está dando el relevo a las tropas desplegadas en Afganistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Existen dudas sobre la preparación y condiciones de los pilotos de las FAMET que están partiendo hacia Afganistán para relevar a los efectivos allí desplegados. Según algunos mandos, no han recibido la formación necesaria.

Un contingente formado por 182 militares partió el pasado día 3 de junio del aeropuerto de Madrid-Barajas hacia Afganistán, para relevar al personal desplegado en la Base Logística Avanzada (FSB) de Herat y en la Unidad de Reconstrucción Provincial (PRT) de Qala i Naw. Se trata del primer grupo de militares, de los tres envíos previstos, que trasladarán un total de 380 efectivos a la zona. Los próximos 11 y 15 de junio, se completará la operación de proyección de la Fuerza a la Zona de Operaciones.   Según ha podido saber El Confidencial Digital, algunos mandos han manifestado en privado su temor respecto al relevo de los pilotos de FAMET que, según las citadas fuentes, no habría cumplido con los plazos mínimos de concentración que se exige en estos casos para acondicionarles a su misión en territorio afgano. Estos encuentros suelen tener una duración de tres o cuatro semanas como mínimo, cuando ahora ese plazo ha quedado reducido a ocho días.   Además, las mismas fuentes aseguran que, por carencias de personal de la unidad de helicópteros de Bétera (Bhelma II) para cubrir esos puestos, se ha debido reclutar a militares que no habían sido aceptados en otras misiones por problemas de idoneidad.   De hecho, los responsables sanitarios habrían advertido previamente que el consumo de ciertas sustancias para conseguir evitar el viaje a Afganistán sería inútil y no provocaría su baja de la misión. Se habla de incorporaciones “no voluntarias”.   Según las mismas fuentes, varios militares que forman parte de este contingente no ocuparon plaza en el anterior relevo porque requerían tratamientos médicos que exigen continuidad. Ahora –explican- han sido declarados “idóneos para ésta”, e incluso “se les ha advertido de que se les ha dado una orden” y podrían incurrir en falta grave por desobediencia si finalmente no marchan a Afganistán.   Otra denuncia interna está relacionada con los mandos destinados al país afgano. Concretamente, los militares alertan de que alguno de los superiores ha sido arrestado y repatriado a España en misiones anteriores por su actitud. Se siembran dudas, por tanto, sobre su capacidad: “tarde o temprano podría acabar perjudicando de alguna forma a sus subordinados”, advierten. Un caso en concreto estaría relacionado con el hijo de un general con mando en una unidad del Ejército del Aire.   También se alerta sobre las condiciones de las infraestructuras. “Las infraestructuras de helicópteros de la base española en Afganistán no están cubiertas para soportar temperaturas extremas”. Militares de FAMET explican que, “a día de hoy, hay que trabajar en la plancha de helicópteros en la zona sin ningún tipo de protección para hacer frente a las inclemencias de tiempo”.   Por último, militares preocupados por sus compañeros en la zona, han relatado a ECD que la seguridad de nuestros soldados queda en entredicho incluso en la misma base española. “La amenaza existe”, advierten. Hace un par de semanas, los soldados desplegados en Herat encontraron una granada sin explosionar en la plataforma de helicópteros. “Están avisando de lo que pueden hacer”, concluyen las mismas fuentes.