Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Mandos de la Policía Nacional lamentan que la reciente politización de los nombramientos impida el ascenso de los mejores profesionales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miembros de la escala de mando de la Policía Nacional consultados por El Confidencial Digital se declaran muy preocupados por la deriva provocada por la excesiva politización de los nombramientos policiales desde la llegada al poder del PSOE en 2004.

Tras la reciente de unificación del mando de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la persona de Joan Mesquida, el Ministerio de Interior que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba llevó a cabo una serie de cambios en puestos claves de la Policía Nacional y de la lucha antiterrorista. Entre se encontraba el relevo del Comisario General de Información, Telésforo Rubio, ascendido a asesor de gabinete.   Estos cambios realizados por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero sigue la línea sostenida por otros gobiernos socialistas, según sostienen fuentes del Cuerpo, como la que marcó el último gobierno de Felipe González.   En aquella ocasióntuvo lugar un masivo nombramiento de comisarios afectos al PSOE, que pasaron a ser conocidos como los “Pabloiglesias” y que permanecen, en su gran mayoría, en activo ya que se trataba, en general, de personas muy jóvenes para el puesto.   Durante los ocho años de gobierno de José María Aznar, la orientación de los mandos policiales no fue corregida y, en algunos casos, se promocionó incluso a personas cercanas al partido de la oposición para el ascenso.   Hoy día, consideran las fuentes consultadas, la brutal politización de los altos mandos ha logrado un “efecto perverso”. Profesionales con acendrada experiencia y méritos sobrados para acceder a los puestos de responsabilidad están quedando fuera de la carrera de ascensos como resultado de su independencia o no coincidencia “política” con los responsables de Interior.   Evitan ser nombrados para no quedar “manchados”, ya que su nombre sería asociado a una opción política que, compartan o no, ocultaría su trabajo y sus méritos profesionales.   La solución a esta “fidelización política” de los mandos policiales, sugerida en algunas ocasiones por sindicatos del CNP, pasaría por la reducción de los cargos de libre designación en la jefatura del cuerpo, aventuran desde la Policía.

·Publicidad·
·Publicidad·