Miércoles 16/08/2017. Actualizado 10:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los dos datos económicos secretos que ‘tranquilizan’ a Mariano Rajoy y descartan una intervención de España: el IPC no va a subir, la caída del PIB será menor de lo esperada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy tiene sobre la mesa dos síntomas económicos positivos, que apuntan a una recuperación incluso a corto plazo: la inflación se va a mantener estable en los próximos meses, y el PIB del primer trimestre de 2012 estará en línea con el del cierre de 2011. Estos 'brotes verdes' van a ser utilizados por el Gobierno para intentar calmar a los mercados, frenar los ataques especulativos contra España y culminar las reformas.

Fuentes del Gobierno, consultadas por El Confidencial Digital, confirman que los datos que maneja el Ejecutivo detectan “señales positivas” en la situación económica, que apuntan hacia una ligera recuperación en los próximos meses.

En cualquier caso, la mejora no se trasladará por ahora al empleo.

Crecimiento e inflación

El primer dato positivo se refiere al crecimiento económico. En Moncloa están seguros de que el primer trimestre de 2012 no será peor que el cuarto de 2011, porque, según las cifras que maneja el Gobierno, la economía difícilmente caerá este año un 1,7% como ha vaticinado el FMI, sino que se contraerá bastante menos.

La economía española comenzó el año en recesión, con una caída del Producto Interior Bruto muy similar a la del cuarto trimestre (-0,3%). Y para el primer trimestre de 2012, el Ejecutivo espera que se mantenga igual, e incluso no descarta una ligera mejoría, con una baja del PIB situada entre un 0,1 y 0,2%.

El otro dato positivo se refiere al control de la inflación. El Gobierno tiene informaciones que pronostican la estabilidad en el Índice de Preciso al Consumo (IPC) para los próximos meses. Hasta ahora perjudicaba a la competitividad española y en este momento se sitúa por debajo de la media de la UE.

Aunque maneja la previsión de que los datos de empleo, paro registrado y afiliaciones a la Seguridad Social no serán especialmente positivos, sin embargo tampoco mostrarán un deterioro adicional, como ocurrió en el último semestre de 2011.

No preocupa una intervención

En el equipo económico del Gobierno afirman que no existe una preocupación seria ante una posible intervención de España, y tampoco por la escalada de la prima de riesgo, que ha superado por primera vez la barrera de los 400 puntos básicos desde que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa.

Según las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, a pesar de la situación el presidente del Gobierno no está dispuesto a que la volatilidad de los mercados trunque su agenda reformista.

De hecho la plana mayor del Ejecutivo está trabajando ya en la elaboración de un nuevo calendario de reformas, que planea centrarse ahora en privatizaciones y el cierre de la reestructuración financiera.

Generar la confianza de los inversores

Las fuentes del Gobierno explican que Rajoy se ha marcado como objetivo a corto plazo disipar las fuertes dudas que los mercados tienen sobre la economía española, después de que la prima de riesgo superara el Jueves Santo los 400 puntos básicos.

Reconocen que han detectado que a los inversores internacionales no les han parecido suficientes los recortes aplicados en los Presupuestos Generales del Estado.

Los mercados quieren más reformas, pero, sobre todo, desean saber cómo el Estado va a cuadrar las desmadradas cuentas de las Comunidades Autónomas y cómo va a meter en vereda a los líderes territoriales.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·