Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Miembros de la lucha antiterrorista reconocen sentirse ‘abochornados’ por el segundo gran patinazo de Interior en un mes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Audiencia Nacional dejó en libertad el pasado martes a Oroitz Aldekoa-Otarola y a Agurne Salterain tras tomarles declaración en Madrid. Ambos eran, según explicó el Ministerio del Interior, dos de los etarras más buscados.

Interior difundió la semana pasada semanas las caras de los etarras “más buscados” en estos momentos. Entre esas fotografías que se repartieron por estaciones de tren, comisarías y aeropuertos se encontraban los rostros de Oroitz Aldekoa-Otarola y Agurne Salterain. Tras conocer que formaban parte de la lista de los terroristas más peligrosos, ambos decidieron entregarse el domingo en la comisaría de la Ertzaintza de Iurreta (Vizcaya).

Los dos supuestos terroristas fueron trasladados inmediatamente a las dependencias de la Audiencia Nacional en Madrid y fueron interrogados por el juez Ismael Moreno. A pesar de estar inculpados de haber dado cobertura y alojar en su domicilio al presunto etarra detenido Gorka Lupiañez, no se había dictado ni una orden de busca y captura contra ellos.

El magistrado se vio obligado, por tanto, a ponerles en libertad al no hallar pruebas que los imputaran (declararon que alojaron en su casa a Lupiañez, del que no sabían que era miembro de ETA, porque era un amigo de la infancia y les comentó que había tenido problemas en su casa).

Miembros de la lucha antiterrorista consultados por El Confidencial Digital se muestran “indignados” ante este hecho. En horas, pasaron de ser los terroristas más buscados a estar en libertad. Las mismas fuentes de la Policía y la Guardia Civil que trabajan en la lucha contra ETA consideran que este ha sido el segundo gran ‘patinazo’ del Ministerio del Interior en apenas un mes.

Aluden al caso de las fotografías de tres presuntos pederastas que difundió la Guardia Civil hace tres semanas en su página web y en las que se solicitaba la colaboración ciudadana para su detención. Dos de esos supuestos pederastas ya habían sido detenidos y se encuentran en prisión desde el año 2003 y 2006.

Las fuentes policiales explican que estas dos ‘lapsus’ del Ministerio del Interior desmotivan y desilusionan a la población. Por un lado, explican, Rubalcaba y Mesquida piden colaboración ciudadana, y horas más tarde se demuestra que los terroristas o delincuentes más buscados ya están en prisión o no hay prueba alguna contra ellos.