Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Miguel Sebastián preparó su ataque personal en TVE contra Gallardón con un ‘figurante’ y al margen de los socialistas madrileños: temía filtraciones del PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras el ministro de Economía, Pedro Solbes, lo defendía en el Congreso por el caso de la CNMV, Miguel Sebastián ensayaba –a puerta cerrada y con gran secretismo- su intervención en el debate de Ana Blanco, famoso ya por su furibundo ataque personal a Gallardón. Le ayudó el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Óscar Iglesias, que imita a la perfección al alcalde popular.

Uno de los retos que Miguel Sebastián afrontaba en esta campaña electoral era el enfrentamiento televisivo con el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, un auténtico ‘animal político’, veterano en el gobierno municipal y un rival difícil de superar en argumentos y en rapidez de respuesta. Ni los años de atascos de la M-30, ni los polémicos parquímetros parecen pasarle factura en las encuestas publicadas hasta la fecha.

Por eso, según ha podido saber El Confidencial Digital, Sebastián impuso dentro del PSOE que los duelos televisivos con Gallardón los iba a preparar sólo y exclusivamente él y bajo sus condiciones. Entre las prebendas que solicitó se incluía, antes que nada, la elección del reducido equipo que conocería los detalles de esa estrategia.

Las mismas fuentes, muy cercanas al candidato socialista, aseguran a ECD que la razón de dicha exclusividad era la desconfianza del candidato socialista hacia varios miembros del Partido Socialista Madrileño y buena parte del actual equipo municipal del PSOE en el ayuntamiento de Madrid.

Sebastián ha dedicado un par de días de preparación a cada enfrentamiento televisivo con el alcalde. El equipo del candidato socialista fue consciente, nada más celebrarse la cita en Telemadrid, que ese debate lo ganó Gallardón con amplio margen. De ahí que Sebastián decidiera apretar los dientes y cambiar de estrategia.

Como hiciera en la primera ocasión, esta vez el ex asesor económico de Zapatero no anuló sus actos de campaña y mantuvo su agenda electoral en las fiestas de San Isidro. Pero puso todo su empeño en la preparación del cara a cara de TVE. Trabajó estrechamente junto a Óscar López, su director de campaña y hombre de confianza de Pepe Blanco. Además, contó con la colaboración de un par de miembros de su equipo de comunicación: Isabel Longhi, jefa de gabinete procedente de El Mundo, y su jefa de prensa Esther Moratilla, que procede de Cuatro.

Pero había otro personaje clave en los ensayos: Óscar Iglesias, el portavoz socialista en el consistorio. Iglesias es un profundo conocedor de los entresijos municipales y un valor añadido para el candidato socialista. No en balde, el político socialista imita a la perfección a Gallardón, en la voz y en los gestos, y se encargó de actuar como ‘figurante’ en los ensayos con Sebastián.