Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El enfado de Miguel Sebastián por no haber sido incluido en el “núcleo duro” de Zapatero: pulso con José Enrique Serrano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Moncloa ha causado sorpresa el reciente enfado del director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián, por no haber sido incluido por Zapatero en su “núcleo duro” recién nombrado.

En Moncloa ha causado sorpresa el reciente enfado del director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián, por no haber sido incluido por Zapatero en su “núcleo duro” recién nombrado. Hace semana y media, José Luis Rodríguez Zapatero hizo pública su intención de iniciar una ofensiva para contrarrestar el desgaste del Ejecutivo reflejado en las encuestas y atribuido a la impopularidad de la reforma del Estatuto de Cataluña. Para ello, el presidente decidió dar vida a un nuevo “núcleo duro” de Gobierno y partido, para afrontar —dijo- una “nueva etapa”. Ese grupo de selectos reunidos entorno a Zapatero lo forman los dos vicepresidentes, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes; el jefe de Gabinete de la Presidencia, José Enrique Serrano; el secretario de Comunicación, Fernando Moraleda; el portavoz en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el secretario de Organización, José Blanco. Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, el hecho de no haber sido incluido en ese elenco de confianza ha provocado un tremendo enfado al asesor económico del presidente, Miguel Sebastián. El motivo es doble. En primer lugar, figura en esa lista su “clásico” antagonista, Pedro Solbes, con el que ha mantenido un pulso constante desde el inicio de la legislatura por dirigir los destinos económicos del país. Algunas fuentes señalan, sin embargo, que esta relación parece discurrir en estos momentos por cauces más tranquilos. Ahora —y esta es la segunda causa de su enfado- con quien mantiene una relación un tanto tensa es con José Enrique Serrano, el máximo responsable del Gabinete de la Presidencia. Se trata de un enfrentamiento latente con el “asesor de asesores” del jefe del Ejecutivo pero percibido en Moncloa de manera inequívoca. Parece que últimamente las funciones de ambos se han solapado en exceso, en detrimento siempre de Sebastián.

·Publicidad·
·Publicidad·