Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Ministerio de Interior anuncia la pérdida de la condición de funcionario del policía nacional que mató a un sospechoso de robo en Sabadell

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El miembro del Cuerpo Nacional de Policía que hace cinco años mató de un disparo al sospechoso de un robo en un videoclub de Sabadell ha perdido su condición de funcionario. El Ministerio de Interior ejecuta así la sentencia de la Audiencia de Barcelona. La inhabilitación durará tres años.

En la madrugada del pasado 15 de enero de 2002, el agente Isidro Andrés Merino –con más de 25 años de experiencia en el Cuerpo Nacional de Policía (CNP)- disparó sobre uno de los dos sospechosos que robaron un videoclub de Sabadell. A pesar de las órdenes de alto, los asaltantes intentaron huir en su vehículo y casi se llevan al agente por delante. De los dos disparos realizados, uno de ellos se introdujo por la ventanilla del conductor e hirió mortalmente en el tórax a la víctima.

Por estos hechos, el 22 de noviembre de 2005, la Audiencia de Barcelona hizo firme la condena a un año de cárcel y a tres años de inhabilitación al policía, como autor de un delito por homicidio imprudente.

La Secretaría de Estado de Seguridad ha anunciado hace unos días la ejecución de la sentencia dictada en su día por la Audiencia de Barcelona. El policía adscrito a la plantilla de la Comisaría Local de Sabadell ha sido inhabilitado para el ejercicio de su profesión por el tiempo de tres años. De esta manera pierde su condición de agente como funcionario público.

Además de la pérdida de la condición de funcionario, el Tribunal de la Sección Tercera le ha impuesto la pena de 1 año de cárcel -que no ha implicado su ingreso en prisión por carecer de antecedentes- y el pago de una indemnización de 163.042 euros para la familia del fallecido.