Viernes 09/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los Ministerios de Sanidad y Defensa, incapaces de afrontar un ataque terrorista con agentes químico-bacteriológicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Ministerios de Sanidad y de Defensa mantienen reuniones periódicas desde el pasado año para elaborar una estrategia conjunta de respuesta ante posibles ataques con agentes químicos y biológicos en España. Con los medios disponibles y el presupuesto destinado al efecto, los esfuerzos realizados hasta el momento, “no alcanzan todavía para afrontar un ataque de tales características”, según reconocen las partes implicadas.

Los Ministerios de Sanidad y de Defensa mantienen reuniones periódicas desde el pasado año para elaborar una estrategia conjunta de respuesta ante posibles ataques con agentes químicos y biológicos en España. Con los medios disponibles y el presupuesto destinado al efecto, los esfuerzos realizados hasta el momento, “no alcanzan todavía para afrontar un ataque de tales características”, según reconocen las partes implicadas. En la actualidad, Defensa y Sanidad trabajan al unísono a través del Comité Sectorial de Recursos Sanitarios, organismo interministerial que depende directamente de Presidencia de Gobierno y está dirigido por el Director General de Cohesión, Alfonso Jiménez. En las últimas reuniones, este cuerpo analiza dos capítulos fundamentales: la creación de un plan de infraestructura de cobertura en materia NBQ y la elaboración de una red de laboratorios de “nivel 3” o de Alerta Biológica para trabajar con microorganismos. Los proyectos que se están desarrollando, según los protagonistas de esos encuentros, tienen un primer inconveniente: “todo está diseñado sobre papel pero no existe aún una infraestructura adecuada”. ECD ha podido confirmar estas críticas en fuentes ministeriales. Los militares españoles, por su parte, achacan a la clase dirigente la “falta de sensibilidad” en esta materia, mientras Sanidad insiste en sus límites presupuestarios. Los militares españoles confirman que existe mucha información al respecto —protocolos de actuación, informes y bases de datos-, pero algo obsoleta por la falta actualización de los datos. La situación actual, explican desde Defensa, no está a la altura por ejemplo del dispositivo de militares que, día y noche, revisaban sobres de correo sospechosos de contener ántrax, tras la voz de alarma del 11-S en España. Esa unidad está prácticamente disuelta en la actualidad. Según afirman las partes implicadas, el organismo oficial con mayor capacidad para gestionar este tipo de crisis sigue siendo el Ministerio de Defensa. El Ejército de Tierra dispone concretamente de un Batallón NBQ en Valencia, además de dos compañías en Madrid y Burgos. A esto hay que añadir equipos de detección y descontaminación, vehículos de reconocimiento y personal cualificado. Los militares españoles cuentan, además, con la Escuela NBQ de Hoyo de Manzanares (Madrid), que ya ha formado y entrenado para intervenciones menores a miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como Guardia Civil y Policía Nacional. Como decimos, el Ministerio de Sanidad haría frente a los ataques con agentes químico-bacteriológicos a través del Instituto Nacional de Salud Carlos III, que cuenta con un equipo de epidemiólogos y medios tecnológicos para manipular con agentes biológicos únicamente. Eso sí, desde ambos ministerios se asegura que “ni siquiera Estados Unidos es capaz de afrontar una crisis NBQ”.