Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El presidente de EEUU ya se posicionó contra la independencia catalana

Moncloa negocia con la Casa Blanca una declaración de Trump sobre Cataluña

Coincidiendo con la estancia de Rajoy en Washington el 26 de septiembre, en vísperas del referéndum del 1-O. Jorge Moragas lleva las negociaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El primer encuentro entre Donald Trump y Mariano Rajoy en la Casa Blanca se producirá sólo cinco días antes del 1 de octubre, la fecha acordada por la Generalitat para llevar a cabo el referéndum independentista. Coincidiendo con esa visita a Washington, Moncloa negocia una declaración del presidente de EEUU sobre Cataluña.

Donald Trump y Mariano Rajoy se saludan en una cumbre de la OTAN Donald Trump y Mariano Rajoy se saludan en una cumbre de la OTAN

Trump recibirá a Rajoy el próximo 26 de septiembre, según anunció hace unas semanas el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En ese momento, Méndez de Vigo adelantó simplemente que ambos mandatarios mantendrán un almuerzo en el que la lucha contra el terrorismo será uno de los asuntos centrales, además de las relaciones con la Unión Europea y las relaciones bilaterales.

Sin embargo, no es descartable que, con motivo del encuentro en el Despacho Oval, se produzca también algún pronunciamiento por parte del presidente norteamericano contra el desafío independentista en Cataluña.

Gestiones de Jorge Moragas con Washington

Según ha podido saber El Confidencial Digital, en fuentes con acceso a La Moncloa, el equipo de Mariano Rajoy tiene “especial interés” en que Donald Trump se refiera a la situación de España, tras superar los peores años de la crisis económica.

Pero, sobre todo, se persigue lograr un posicionamiento contundente contra el desafío sin precedentes que la Generalitat ha planteado al Estado español.

El jefe de gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas, ha trasladado la propuesta al equipo de máxima confianza del presidente de EEUU. Los asesores de los dos mandatarios trabajan ahora para encontrar una fórmula en la que Trump pueda escenificar ese espaldarazo a España y al Gobierno en relación con Cataluña, lanzado desde la Casa Blanca.

Moragas pretende que, a cinco días del referéndum del 1-O, Trump repita su mensaje de que los países europeos deben permanecer fuertes y unidos, ahora más que nunca, frente al yihadismo, añadiendo alguna referencia contra al proceso de ruptura que se ha iniciado en Cataluña.

Defensa de países europeos unidos frente al yihadismo

Para lanzar la propuesta a la Casa Blanca, en el equipo de Rajoy no se ha pasado por alto, que la única vez que Donald Trump se ha referido a esa cuestión se pronunció de manera tajante contra la independencia de Cataluña.

Fue una semana después de salir elegido presidente de Estados Unidos, concretamente el pasado 13 de noviembre, en respuesta a un cuestionario que le envió su principal asesor en cuestiones hispanas, el empresario puertorriqueño John Regis.

“¿Apoyaría su Administración la secesión de regiones europeas como Cataluña?”, preguntó Regis a Trump a lo largo de una entrevista para medios de comunicación en español.

La respuesta del presidente norteamericano fue clara: “No. Para encarar los desafíos hay que permanecer unidos. Europa tiene problemas que requieren gobiernos fuertes. Dijimos en la campaña que Estados Unidos no debía terminar como Alemania ni como otros países europeos donde hay problemas con los yihadistas. No creemos que estos problemas puedan solucionarse debilitando y dividiendo a los países. Eso sería un desastre”.

Obama, más tibio contra la independencia

Por el contrario, cuando Rajoy visitó en enero de 2014 la Casa Blanca, con Barack Obama, el entonces presidente de EEUU no hizo ningún tipo de pronunciamiento sobre el desafío separatista. Lo consideraba una “cuestión interna de España”.

Obama no dudó en elogiar los esfuerzos hechos por el Gobierno de Rajoy para sacar a España de la crisis y los logros económicos alcanzados, algo que plasmó después cuando, en noviembre de 2015, durante una cumbre del G-20 en Turquía, le saludó con un expresivo “¡Cómo han cambiado las cosas en su país!”.

No obstante, durante la visita que Obama hizo a Madrid, en septiembre de 2015, expresó su compromiso con una España “fuerte y unida”. En aquel momento, el Gobierno español exhibió esas palabras pronunciadas ante el rey Felipe VI, como un gran éxito diplomático frente al proceso de independencia de Cataluña.

“En materia de política exterior, estamos profundamente comprometidos para mantener la relación con una España fuerte y unida. Su presencia no solo es importante para Europa, sino también para EEUU y el mundo”, aseguró Barack Obama.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·