Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Moncloa está descontenta con el papel de Rafael Simancas pero esperará antes de nombrar otro candidato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Moncloa no gusta ni el discurso ni la actitud de Rafael Simancas, el portavoz socialista en la Comunidad de Madrid, pero se tomará su tiempo antes de proceder a un cambio de líder, en concreto aguardarán a que se acerque el momento de las elecciones. Entretanto, según fuentes del partido, el secretario del PSM está cada día más solo.

En Moncloa no gusta ni el discurso ni la actitud de Rafael Simancas, el portavoz socialista en la Comunidad de Madrid, pero se tomará su tiempo antes de proceder a un cambio de líder, en concreto aguardarán a que se acerque el momento de las elecciones. Entretanto, según fuentes del partido, el secretario del PSM está cada día más solo.

 

Según esas fuentes, mientras no sea tiempo preelectoral, Rodríguez Zapatero no va a dejar ver sus preferencias en Madrid, también porque ahora hay que ocuparse de unos comicios mucho más cercanos, como son las autonómicas vascas y gallegas, y por tanto no es el momento de hablar de otras zonas.

 

En el entorno de Zapatero se observa con preocupación la incapacidad de Simancas para frenar la consolidación del PP en Madrid, y más en concreto de su presidenta regional, Esperanza Aguirre, una debilidad que se intenta tapar con recursos como la explotación política del llamado “caso Majadahonda”.

 

Otra de las tácticas se centra en intentar dividir al PP madrileño, apoyando al máximo a Ruiz Gallardón, frente a Aguirre. Mientras llega el momento del cambio, Zapatero realiza algunos tibios gestos de apoyo a Simancas, aislados y estratégicos, pero sin que haya una confirmación definitiva, algo que el afectado desearía que se produjera cuanto antes.

 

El presidente ha dado algunas instrucciones a los suyos para “aguantar” en Madrid y evitar que, al anticipar nombres, el PSOE quede dañado antes de tiempo.

 

Las quinielas, para cuando llegue el momento, apuntan a una chica para la Comunidad y un chico para la capital, y Simancas no está entre ellos. Solamente si las encuestas fueran tan malas que se considerara imposible de todo punto la victoria, Simancas repetiría.

 

Entretanto, Rafael Simancas está cada vez más solo, metido en su despacho, y también solitario cuando asiste a algún acto público, sin estar arropado por el partido ni el Gobierno, a lo sumo alguno de sus fieles, entre los que figuran el trío formado por Ruth Porta, Antonio Romero y Andrés Rojo.

 

Además, los alcaldes que le apoyaron ahora desconfían de él por su debilidad, y se acercan “institucionalmente” a la presidenta regional, cosa que preocupa en Moncloa. Por si fuera poco, los “guerristas” han retirado su apoyo a Simancas. Así lo ha trasladado a los suyos el jefe de filas, José Acosta. Los guerristas afirman que ya no tienen nada que ver con el portavoz en la Asamblea y secretario del PSM.