Viernes 27/05/2016. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pablo Iglesias la considera un referente

Mónica Oltra, la baza secreta de Pedro Sánchez para ganarse a Podemos

Mantiene contacto permanente con ambos líderes y transmite mensajes en las dos direcciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pueden necesitarse políticamente. Para ello, tienen que buscar los puntos en común y el acuerdo que todavía no han encontrado. Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat valenciana, está teniendo un intenso pero discreto papel de intermediación entre los dos, mucho mayor que el que se visualiza públicamente.

Mónica Oltra, líder de Compromís (Fotografía: Compromís) Mónica Oltra, líder de Compromís (Fotografía: Compromís)

Por pura aritmética parlamentaria, el líder del PSOE necesita los votos de Podemos para poder gobernar. Pero también porque mantenerse muy alejado del partido de Pablo Iglesias le distancia del electorado de izquierdas y le confirma la apariencia de formación entregada en brazos de Ciudadanos.

En contacto permanente con Sánchez e Iglesias

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de la dirección del PSOE, Mónica Oltra está en contacto permanente con Sánchez e Iglesias para intermediar entre ambos con vistas a posibles acuerdos.

Reconocida por los dos líderes, mantiene continuas conversaciones telefónicas con los dos secretarios generales para animarles a tratar de acercar posturas.

La dirigente de Compromís se muestra “incansable” en la búsqueda de un acercamiento. “No se rinde y, a pesar de varias negativas que ha cosechado ya, vuelve a contactar con Sánchez e Iglesias para transmitirles los mensajes y las posturas de cada uno”, resume un alto cargo de la ejecutiva socialista.

Ambos líderes tienen a Oltra como un referente

Pablo Iglesias insiste en que Podemos obtenga la vicepresidencia del Gobierno, igual que ocurre con Mónica Oltra en la Comunidad Valenciana.

Aparte de eso, el secretario general de la formación morada la tiene como un referente. Le consulta con frecuencia y toma en consideración muchas de sus propuestas. Ella le convenció, por ejemplo, de que apostara por los pactos con las confluencias regionales de izquierdas (Compromís, En Comú Podem y En Marea) para concurrir a las elecciones generales.

Sánchez, por su parte, ha comentado que “ya le gustaría a él que el líder de Podemos fuese como Oltra, con su altura de miras y su disposición a hablar con todos”.

El PSOE busca convencer a Compromís

El PSOE pretende ganarse también a Compromís e Izquierda Unida. En Ferraz consideran que ambas formaciones pueden ayudarles, como es también el caso de CCOO y UGT, a que Podemos se sume a un acuerdo de gobierno.

Las fuentes socialistas consultadas por ECD aseguran: Los diputados de Compromís “están más cerca de votar a nuestro favor que en contra”. Hacerlo supondría una ruptura con Podemos, algo que Pablo Iglesias y los suyos “no se pueden permitir, sobre todo si al final hay nuevas elecciones”.

Más protagonismo en la mediación que Garzón

Por su parte, Alberto Garzón está manteniendo conversaciones con representantes de PSOE, Podemos y Compromís para mantener la vigencia de la mesa “a cuatro” y seguir explorando las vías para formar un Gobierno de izquierdas.

Sin embargo, según las fuentes consultadas, el portavoz de Izquierda Unida-Unidad Popular en el Congreso no tiene la interlocución que ha conseguido en las últimas semanas la vicepresidenta del Gobierno valenciano, al más alto nivel.

Aseguran que Garzón se está limitando a evaluar las opiniones de cada formación y mantener la vigencia de ese foro, como vía de izquierdas a la que pueda acogerse el PSOE una vez que tenga que enfrentarse a la tesitura de optar entre “la gran coalición a la que quieren forzarles” y el escenario de unas nuevas elecciones.