Miércoles 16/08/2017. Actualizado 10:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Montilla no se toma en serio la radicalización independentista de Convergencia: es el repertorio habitual, para distraer la atención de sus problemas económicos y con la deuda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las últimas declaraciones de CiU y de Artur Mas sobre el recurso a la independencia para saldar cuentas con España no impresionan nada, y menos aún asustan, al ex presidente catalán José Montilla. No ve que haya nada nuevo: le parecen lo de siempre.

Montilla, ahora senador y portavoz económico del PSC en la Cámara Alta, toma mucha distancia con los excesos verbales de los nacionalistas catalanes, “que tienen poco recorrido. Asustan en Madrid, pero se haría bien en ponerlos entre paréntesis”, comenta a El Confidencial Digital.

El ex presidente de la Generalitat se acoge a la ironía, diciendo que “en tiempos difíciles es cuando se dicen estas cosas”. Pero no tienen más recorrido: la interdependencia de Cataluña con el resto de España es un hecho incontestable.

Ahora fuera de la política diaria catalana, opina que son los problemas económicos de la Generalitat los que están forzando a los nacionalistas a una deriva radical. Incluso las dificultades que sufre para colocar su deuda en el mercado las pueden envolver en la bandera nacionalista.

Montilla considera que el nerviosismo de la Generalitat no carece de fundamento. El gobierno catalán tiene problemas para colocar su emisión de deuda de este mes de abril, ofreciendo bonos patrióticos por 2.100 millones, con un interés hasta el 5% a uno y dos años.

La Generalitat ha tenido que recurrir al sentimiento catalanista y a una fuerte campaña de publicidad en prensa, a toda página. Ha involucrado a toque de corneta a todas las entidades financieras catalanas, Caixa, Sabadell, CataluñaCaixa, UNIMM, y ha firmado un convenio de aseguramiento con 14 entidades financieras, con jugosas comisiones, entre el 1,8% y el 2,2%, para colocar su último tramo de deuda autonómica. Todo para pagar una emisión de 2.000 millones de abril del 2011 que vence precisamente ahora.

Las emisiones de deuda de la Generalitat son un negocio redondo para los bancos: pocas ofrecen tan jugosas comisiones por asegurar la colocación. Otra cosa es el coste final, que sumando interés, publicidad y comisiones puede salirle a la Generalitat por un coste del 7 o el 8%, un precio prohibitivo.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·