Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Moraleda sostiene que la ausencia de Zapatero en la próxima Internacional Socialista no tiene que ver con una cercana tregua de ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Hotel Ritz fue testigo este jueves de un desayuno informativo con el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. En el transcurso del acto fue interrogado por la ausencia de Zapatero en la Internacional Socialista de Atenas el 30 de enero. Moraleda negó el rumor de que la ausencia se debía al posible anuncio de una tregua de ETA.

El Hotel Ritz fue testigo este jueves de un desayuno informativo con el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. En el transcurso del acto fue interrogado por la ausencia de Zapatero en la Internacional Socialista de Atenas el 30 de enero. Moraleda negó el rumor de que la ausencia se debía al posible anuncio de una tregua de ETA. Gloria Lomana, directora de informativos de Antena 3, que moderaba el acto, le lanzó la pregunta al vuelo, y el Secretario de Estado de Comunicación tuvo que desmentir el bulo. Corría el rumor de que la inminencia del anuncio de una tregua por parte de la banda terrorista ETA había modificado la agenda del Presidente. El próximo 30 de enero en Atenas tendrá lugar la Internacional Socialista y Zapatero ha excusado su presencia en el acto. Esta ausencia no ha sido comprendida entre algunos de los periodistas que siguen al Presidente por lo que los rumores han saltado de inmediato. Moraleda aclaró que el cambio de planes se debía a los asuntos atrasados de la agenda del Presidente, y no a ningún anuncio de tregua. En el acto celebrado en un abarrotado salón del Ritz, Fernando Moraleda estuvo muy bien acompañado. El Ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco y Carme Chacón, vicepresidenta del Congreso, le escuchaban atentamente desde mesas cercanas al estrado. También estuvieron presentes otras caras conocidas del sector mediático como Carmen Caffarel o Mauricio Carlotti. El discurso de Moraleda fue un breve repaso a la gestión realizada hasta el momento por el Gobierno en el campo de la comunicación. A su juicio el ejecutivo ha iniciado una etapa de “juego limpio”. Entre las medidas adoptadas en este tiempo quiso destacar la independencia actual de las televisiones y radios públicas, la autorregulación de las cadenas para acabar con la tele basura, y la decisión de ir reduciendo la publicidad en televisión española, en concreto hasta llegar a visionar las películas íntegramente, sin anuncios. En lo referente a la actualidad, Moraleda fue consultado acerca de las declaraciones vertidas el pasado miércoles por Gregorio Peces Barba en las que se tildaba al PP y a la Iglesia de ser obstáculos para la cohesión de España. Moraleda respondió con evasivas, pero admitiendo que no era partidario de “exageraciones”. Ya en el turno de preguntas, Moraleda tuvo que dar su parecer sobre el asunto del Ayuntamiento de Azkoitia, que debatía una moción de apoyo a los etarras que asesinaron a Ramón Baglietto. Moraleda, incómodo con la pregunta, comentó que estas cosas no eran nuevas y respondían a un criterio que el Gobierno desea superar. El secretario de Estado de Comunicación remarcó que el Ejecutivo condenará cualquier iniciativa que aliente actitudes violentas de cualquier tipo.