Martes 26/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Moratinos se ha instalado a vivir en el Palacio de Viana, recién rehabilitado, cuando el ministerio aún no tiene sede propia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, se ha preocupado de buscarse una nueva residencia, y muy aparente, mientras su departamento aún no tiene sede propia, ni parece que vaya a disponer de ella en mucho tiempo.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el jefe de la diplomacia se ha ido a vivir recientemente al Palacio de Viana, que está siendo utilizado de nuevo por Exteriores después de tres años de obras y reformas, y que en las últimas décadas se había usado para almuerzos y cenas oficiales.

Antiguo palacio del Duque de Rivas y situado en pleno centro de Madrid, a pocos metros de la Plaza Mayor, el Palacio de Viana es una lujosa residencia, con cuadros, tapices flamencos del siglo XVI y salones de comedor de gala.

Las reformas se han llevado a cabo para adaptar este edificio, de más de 5.000 metros cuadrados, construido en 1499, a las necesidades del siglo XXI. Y Moratinos, que hasta ahora vivía en un piso en Madrid, ha decidido aprovechar la oportunidad para convertir en residencia propia este reluciente palacio recién “reestrenado”.

A los diplomáticos y demás funcionarios del ministerio les daría igual la mudanza de Moratinos, si no fuera porque llevan demasiados años de edificio en edificio sin contar con una sede definitiva; más todavía cuando tienen la impresión de que no van a ver solucionado su problema en un futuro próximo.

En plena campaña de las elecciones del 9 de marzo, el ministro se comprometió a construir una nueva sede en la calle Raimundo Fernández Villaverde. De esa promesa nada se ha vuelto a saber. Los funcionarios de Exteriores continúan ‘exiliados’ en Torres Ágora, dos edificios de 14 plantas cuyo alquiler cuesta casi ocho millones de euros al año a los contribuyentes, y a donde algunos trabajadores se trasladan en las denominadas “pateras”, autobuses que les traen y les llevan desde el centro de Madrid.

El descontento se agrava entre quienes creen los rumores de pasillo -sólo rumores- de que el ministro ha puesto su piso en alquiler a través de la intranet del ministerio.

Quienes trabajan en Exteriores tienen poca confianza en que se haga realidad el proyecto de sede anunciado por Moratinos, sobre todo ahora que el Gobierno quiere meter la tijera en todos los departamentos a causa de la crisis

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·