Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Moratinos vuelve a enfadarse con la prensa y no admite preguntas a la salida del Congreso: ‘no comment’ sobre la seguridad en el Magreb

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, mantiene cada día una actitud más beligerante hacia los informadores que hacen su trabajo alrededor de las noticias que genera su Ministerio. Moratinos ha hecho oídos sordos a las preguntas sobre la seguridad de la diplomacia española en el Magreb.

El penúltimo incidente ha tenido lugar la semana pasada cuando el ministro del Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, acudió al Congreso de los Diputados para comparecer ante la comisión correspondiente.

A la salida de su comparecencia, según han relatado a El Confidencial Digital testigos de lo ocurrido, el ministro fue requerido por algunos periodistas para que contestara a algunas preguntas sobre la seguridad de las embajadas y consulados españoles en el Magreb.

Moratinos había salido de la sala Internacional del Congreso con muy pocas ganas de contestar a las preguntas de los informadores, pero la cara aún le cambió más cuando fue interrogado por la creciente inseguridad en países como Marruecos por las amenazas de grupos relacionados con Al Qaeda.

Una vez escuchada la pregunta, el ministro siguió caminando con paso rápido y ante las sugerencias de los medios televisivos de que se parara y contestara mirando a la cámara, Moratinos respondió en tono bastante descortés “no voy a hablar”.

El interés de los periodistas se centraba en saber algún detalle sobre la orden de máxima alerta en la que se encuentran las embajadas y consulados de España en el Zagreb, así como las sedes de algunas empresas españolas en el norte de África.

El incidente de Moratinos con la prensa no es el primero. ECD ya ha contado cómo en anteriores ocasiones el ministro de Exteriores se ha “enfrentado” con los periodistas si éstos no se ajustan a las preferencias informativas del jefe de la diplomacia.