Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Negociación reservada IU-PSOE: más política medioambiental y municipal, el 10% de gasto social y basta de “enmiendas chapuceras”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Izquierda Unida no ha querido marcharse de vacaciones sin antes solventar una delicada cuestión: exponer al PSOE qué va a exigir al Gobierno a cambio de su apoyo a los presupuestos. Un alto dirigente de esta formación resumía a El Confidencial Digital, con una significativa frase, la línea de actuación decidida: “se acabaron las enmiendas chapuceras; el Presupuesto de 2006 tiene que ‘oler’ a IU desde su inicio”.

Izquierda Unida no ha querido marcharse de vacaciones sin antes solventar una delicada cuestión: exponer al PSOE qué va a exigir al Gobierno a cambio de su apoyo a los presupuestos. Un alto dirigente de esta formación resumía a El Confidencial Digital, con una significativa frase, la línea de actuación decidida: “se acabaron las enmiendas chapuceras; el Presupuesto de 2006 tiene que ‘oler’ a IU desde su inicio”.

 

La federación que lidera Gaspar Llamazares va a poner ahora toda la carne en el asador para obtener un mayor protagonismo. IU quiere evitar, en primer lugar, lo sucedido el pasado año: que el Ejecutivo socialista apruebe un texto y acepte luego añadir dos o tres enmiendas, en forma de parches, para hacer sitio a las demandas de IU.

 

Según explican desde este grupo parlamentario, eso es una “chapuza técnica” que provoca indeseados efectos colaterales. Por ejemplo: algunos Ministerios han hecho caso omiso a esas modificaciones finales al no haber previsto los gastos; o sea, que las propuestas de IU han caído, en muchos casos, en saco roto.

 

Para evitar que suceda lo mismo, Llamazares y sus asesores más cercanos negocian esta semana con Rubalcaba y el Ministerio de Hacienda sus exigencias, que deben ser recogidas por el Gobierno antes de aprobar el primer texto si quieren recibir el apoyo de esta formación.

 

Las tres líneas fundamentales en las que IU basa su apoyo son las siguientes:

 

a) El PSOE ha fijado en un 7% el posible incremento del gasto social que contemplará el Presupuesto de 2006. IU entiende que la evolución de los ingresos actuales por parte del Estado puede llevar a un mayor incremento de ese gasto social, hasta situarlo en un 10%. La federación considera que debe de comprometerse a esta partida el doble del crecimiento económico del país.

 

Ese dinero debe ir destinado a mejoras sanitarias, a Educación, a la ley de dependencia, a la reducción de la siniestralidad laboral, a dotar de mayores medios a la inspección de seguridad e higiene en el Trabajo, a la reducción de la temporalidad, etc.

 

b) En segundo lugar, el Presupuesto deberá incrementar significativamente su compromiso con la política medioambiental. El PGE 2006 deberá identificarse por esta seña ecológica que se plasmará en una apuesta decidida por las energías renovables.

 

c) En tercer lugar, desde IU se quiere romper una lanza a favor del saneamiento económico de los Municipios y un mayor compromiso con los Ayuntamientos. Es hora, dicen desde la federación, de potenciar estos organismos, los más cercanos a los ciudadanos a la hora de prestar servicios. Para IU resulta un agravio centrar en exclusiva el discurso en la financiación de las comunidades autónomas mientras se aplaza siempre la dotación económica de la vida municipal. Sólo tienen voz los grandes ayuntamientos pero se olvida a los 8.200 municipios de España.