Viernes 18/08/2017. Actualizado 10:29h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La otra crónica de un acto de la cumbre de la OTAN en Sevilla: los periodistas, sin comer; el ministro Alonso, ‘ninguneado’; y bocas cerradas ante Guantánamo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una reunión del secretario general de la OTAN y el ministro de Defensa español con estudiantes en Sevilla ofreció algunos detalles curiosos que merecen la pena destacar en ‘otra crónica’ del encuentro.

Estos días veintiséis ministros de Defensa de países OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) se encuentran en Sevilla para asistir a una cumbre informal. Aprovechando esta cita, este jueves el secretario general de la OTAN, Jaap De Hoop Scheffe, y el ministro de Defensa español, José Antonio Alonso mantuvieron un encuentro con estudiantes y jóvenes de la Escuela Diplomática. El desarrollo del acto tuvo algunas peculiaridades en lo que respecta al trato recibido por los medios de comunicación y las respuestas de ambos mandatarios a preguntas de los asistentes.

La cita tuvo lugar en la sede de la Fundación Tres Culturas. A los medios de comunicación desplazados a cubrir el acto se les indicó que ocuparán la segunda planta del edificio desde donde se puede seguir lo que ocurre en el primer nivel, donde se encontraban de De Hoopy Alonso. Los responsables de atenderles señalaron que en primer lugar se serviría el almuerzo y, a su finalización, daría inicio el debate entre los líderes y los estudiantes.

Cual sería la sorpresa de los informadores cuando, nada más comenzar el almuerzo, se dieron cuenta de que el acto para el que habían acudido había dado comienzo… sin previo aviso. Rápidamente, tuvieron que dejar los cubiertos, tomar las libretas, cámaras y demás útiles, y salir hacia la sala. Eran algo más de treinta los medios acreditados.

Al regresar a la mesa, tras haber cubierto las intervenciones, los periodistas descubrieron que, en bastantes casos, les había sido retirado el plato y sólo servirse algo de postre. El enfado no se hizo esperar por la ‘extraña’ organización del evento.

Según relataron algunos de los presentes, los estudiantes que asistieron al acto, pertenecientes a diversos centros educativos de Andalucía y a la Escuela Diplomática, centraron la mayoría de las cuestiones en la persona del secretario general de la OTAN, dejando en un segundo plano al ministro Alonso.

El análisis que se hace de las intervenciones es el siguiente. Las preguntas más comprometidas fueron respondidas con “laconismo”, por ejemplo las que aludían a la situación en la frontera entre Afganistán y Pakistán, o la conveniencia de crear un estado central en el mismo Afganistán. Además hubo una cuestión planteada por los estudiantes que fue respondida con un silencio completo por parte de los dos líderes presentes. Se trató de una pregunta acerca de los prisioneros de Guantánamo.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·