Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Viaje del presidente a Washington

Obama se negó a la demanda de Rajoy de que realizara una declaración contra la independencia de Cataluña

Respuesta del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos a La Moncloa: “Es una cuestión interna de España. Tenéis que resolverlo vosotros”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy trató de evitar, durante la rueda de prensa tras su encuentro con Obama en Washington, que se hablara sobre del problema independentista en Cataluña. No lo logró, porque se coló una pregunta de uno de los periodistas presentes en el Despacho Oval. Existía una razón oculta: el equipo del presidente de Estados Unidos había vetado ese tema.

Mariano Rajoy y Barack Obama, en el Despacho Oval de la Casa Blanca. Mariano Rajoy y Barack Obama, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

El presidente del Gobierno estaba interesado en conseguir que Obama hablara públicamente de la cuestión catalana, para criticarla e incluso condenarla. Hubo gestiones desde La Moncloa, pero resultaron negativas.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes diplomáticas, el mensaje que llegó al gabinete de Presidencia, procedente de Washington, fue muy claro: “El estatus de Cataluña es una cuestión interna española”.

“Tendréis que resolverlo vosotros”

La respuesta se recibió en Madrid solo días antes de que ambos mandatarios mantuvieran el encuentro en la Casa Blanca, justamente en las jornadas en las que los equipos de ambos presidentes estaban cerrando la agenda de trabajo para la trascendental reunión.

La contestación procedía, concretamente, del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que es el organismo encargado de asesorar a Barack Obama en asuntos de política exterior.

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que el mensaje de la Casa Blanca escondía otro recado para el Gobierno de Mariano Rajoy.

No solo se refería a que el asunto de Cataluña era una cuestión interna de España, y por tanto no procedía tratarlo en el encuentro bilateral, sino que también le recordaba que es un tema que deberá resolver el Ejecutivo español de acuerdo con las leyes nacionales y la Constitución: "Tendréis que resolverlo vosotros".

“La independencia no se producirá”

A pesar de la negativa, Rajoy tuvo que hablar ante Obama sobre la independencia de Cataluña. En la breve rueda de prensa en la Casa Blanca, el presidente del Gobierno se vio sorprendido por la pregunta de un periodista.

El jefe del Ejecutivo salió del paso afirmando que esa eventual independencia “no se va a producir”, y añadiendo que “la inestabilidad política y la incertidumbre no ayudan” a la recuperación.

Mientras, Barack Obama esquivó totalmente la pregunta -para así no saltarse el guión- y solo se refirió a la situación económica en general, sin hacer mención directa a Cataluña.

El presidente de Estados Unidos insistió ante Rajoy en que el objetivo prioritario era estabilizar la economía: “Lo más importante es el crecimiento y rebajar el desempleo, que es muy alto y ha golpeado duramente a España”.

Rajoy buscaba el espaldarazo de Obama

Fuentes del entorno del presidente del Gobierno admiten a este confidencial que Rajoy habría valorado positivamente una declaración de Obama contra el proceso secesionista iniciado en Cataluña.

No obstante, confirman que el asunto catalán no estuvo en la agenda de asuntos a tratar entre ambos líderes.

El jefe del Ejecutivo da por ya conseguido el apoyo de la mayoría de los líderes europeos para intentar aplacar los planes de Artur Mas.

Muchos de ellos, desde Durao Barroso a Van Rompuy, han advertido al presidente de la Generalitat que “la independencia provocaría automáticamente la salida del territorio de la UE”.

El espaldarazo de Obama se consideraba “muy importante” por el equipo de Rajoy, en concreto como parte de la ofensiva del Ejecutivo para evitar la consulta soberanista en Cataluña, convocada para el próximo 9 de noviembre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·