Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PNV evita una ‘histórica’ unanimidad de siete partidos contra las cuentas del Estado, tras cerrar sin luz ni taquígrafos el Cupo Vasco con el PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Por primera vez en la legislatura del Gobierno Zapatero, seis grupos parlamentarios se unen para rechazar los Presupuestos Generales del Estado para 2008. El PNV se va a mantener al margen de este disenso tras haber conseguido renovar el concierto vasco hasta 2011.

Las Cortes han aprobado el Cupo Vasco –fórmula financiera aprobada en 1979 por la que se fija la cantidad que el Gobierno vasco paga al Estado-, mientras el resto de los grupos políticos se obstinaban en renegociar las condiciones para dar su apoyo a los Presupuestos 2008 y a la Ley de Memoria Histórica.

De hecho, casi al límite del plazo, seis de los grupos parlamentarios presentes en la Cámara baja –PP, ERC, IU, ICV, EA y CC-, han presentado en el Registro enmiendas a la totalidad de las cuentas: piden que se devuelvan al Gobierno porque no están de acuerdo, aunque por diferentes motivos.

Mientras el Partido Popular se opuso desde el principio, Esquerra Republicana se ha mantenido en la “duda” hasta hace unos días, pendientes de obtener, entre otras cosas, el cumplimiento de la disposición adicional tercera. Precisamente, su “enmienda” se basa en que las cuentas de Solbes contradicen el Estatuto de Cataluña. De otro lado, IU- ICV, mantienen que son las cuentas del PSOE y del Gobierno, u que nacen sin fondos para aplicar las grandes leyes sociales aprobadas esta legislatura.

Este año, con la aprobación del Cupo, Euskadi pagará en 2007 al Estado 1.565 millones de euros por los servicios que presta la Administración Central en el País Vasco después de que a la cantidad que abonarán los vascos al sistema nacional se le restaran 25 millones de euros en concepto de la Ley de Dependencia aprobada por el Gobierno hace unos meses. El resto del dinero que ingresa la administración vasca –aproximadamente unos 13.000 millones de euros- se queda en la región.

Hace un año, el ministro de Economía quiso renegociar el sistema de cálculo, pero el partido nacionalista se mantuvo firme y alegó que si no renunciaba a su deseo, no había nada que hablar de los Presupuestos, como ya contó El Confidencial Digital (léalo aquí). De hecho, el portavoz del PNV en el Congreso, Pedro Azpiazu, ha destacado que con la aprobación del cupo vasco se contribuye a dotar de estabilidad y a facilitar las relaciones entre el Gobierno de España y el País Vasco a lo largo de los próximos cinco años.

·Publicidad·
·Publicidad·