Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP ordena tratar el ‘caso Bono’ desde el oportunismo del PSOE: a unos días del debate sobre el estado de la Nación el Gobierno activó otro ‘bote de humo’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un fallo precipitado, una detención injusta de dos militantes populares, documentos policiales que desaparecen a conveniencia, impunidad policial y un Ministerio de Justicia que organiza notas de prensa... son algunas de las pautas que ha proporcionado el PP a sus dirigentes para afrontar el aluvión de críticas recibidas por la sentencia del ‘caso Bono’.

Desde Génova aseguran que, con cada cita importante en la que peligra la credibilidad del gobierno, el PSOE saca “del armario de la política más sucia” un caso que sirva para distraer la atención de los ciudadanos. Fue el caso de la corrupción en Marbella o el de la estafa filatélica de Fórum y Afinsa. “Si no ha dado tiempo a redactar la sentencia, no importa: se precipita el fallo y se organiza un ‘tinglado mediático’. El oportunismo socialista no deja pasar oportunidad alguna”.

Esta “sentencia” y otros argumentos, contundentes, figuran en un documento interno, al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, que ha repartido el PP con pautas a seguir por la militancia ‘popular’ para tratar el ‘caso Bono’.

El documento concluye que, a falta de conocer los argumentos jurídicos en los que el Alto tribunal ha basado la absolución de los policías condenados, el PSOE se ha precipitado a celebrar el fallo que no exime de responsabilidad política en la gravísima decisión de ordenar la detención de unos ciudadanos por militar en el PP y participar en una manifestación legal, legítima y pacífica.

A continuación, enumera afirmaciones que se deben tener en cuenta para cuestionar los ataques que estos días ha sufrido el partido como son:

-- La impunidad policial no se legitima ni con mil sentencias.

-- No se puede negar que se detuvo injustificadamente a dos ciudadanos.

-- Existió falsedad documental ya que durante el proceso se presentaron informes manipulados y otros se destruyeron.

-- Para corregir los informes se destituyó al instructor que se negaba a hacerlo y, en su lugar, se colocó a otro que sí lo hizo. Sin embargo, no se informó al juez de estos cambios.

-- Además de ser impresentable, no hay ningún precedente de ningún caso en el que el Ministerio de Justicia haya sacado una nota celebrando este fallo. El Ministerio jamás valora las decisiones judiciales.

-- Igualmente insólito es que el Ministro de Interior de una rueda de prensa sobre una sentencia que aún no existe, porque no está redactada.

-- No menos llamativo resulta que el ex delegado del Gobierno se permita pedir más explicaciones todavía a pesar de la gravedad de lo que ocurrió.

-- En definitiva, es una vergüenza y un peligro el uso de la Justicia que hacen los socialistas aunque ya sabemos que al PSOE siempre le ha repugnado la separación de poderes.