Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP responde con ironía a la multa de 600 euros de la Delegación del Gobierno en Madrid al militante que se manifestó “de forma provocativa” con un silbato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un militante del Partido Popular ha sido multado con 600 euros por la Delegación del Gobierno en Madrid por “pitar con un silbato de forma provocativa y reiterada”. Desde Génova se ha respondido a su militancia con ironía ante esta sanción: “la izquierda es enemiga (…) de las concentraciones, mucho más en jornadas de reflexión”.

El 19 de septiembre tuvo lugar una concentración en la plaza de la Comunidad de Madrid, en el municipio de Leganés. A esta congregación acudieron unas 300 personas, entre las que se encontraba un militante del Partido Popular: José Antonio González de la Rosa. Los manifestantes protestaban en favor de los imputados por las supuestas sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa, entre los cuales se encuentra el doctor Montes.

La Delegación del Gobierno en Madrid identificó entre estos manifestantes a este militante popular y le interpuso una sanción de 600 euros por una infracción administrativa grave: “pitar con un silbato de forma provocativa y reiterada a los del otro grupo” (justo enfrente de estos manifestantes había otra concentración a favor de dichos imputados).

Ante esto, desde Génova se ha difundido una circular interna entre su militancia en la que se comenta dicha sanción y a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital. En este documento, como decimos, se ironiza con esta multa. “Merecida sanción por tocar el pito”, reza su titular.

La izquierda es enemiga de las algaradas, los piquetes e incluso de las concentraciones frente a las sedes de los otros partidos, mucho más en jornadas de reflexión” o “este tipo de cosas hay que cortarlas de raíz si queremos que nuestra sociedad siga siendo progresista”, son algunas de las frases que se pueden leer en este texto.

Por otra parte, desde Génova se denuncia que “desde el Gobierno se haya creado una sensación de que cuando los miembros del PP se manifiestan pueden ser detenidos, perseguidos, sancionados o despreciados. Nunca las Delegaciones del Gobierno habían actuado con tanto sectarismo como con el Gobierno de Zapatero. Cuando algunos ciudadanos –muchos de ellos del PP- han acudido a las puertas de un juicio contra los etarras, han sido desplazados mientras que a los batasunos se les ponía alfombra roja”.

La circular concluye así: “el PSOE debe saber que no logrará acallar la voz del Partido Popular y que este partido seguirá expresando su opinión, defendiendo la libertad y denunciando los abusos de estos falsos progresistas”.

·Publicidad·
·Publicidad·