Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP vasco está indignado con la postura de Piqué: sostienen que la única opción sensata es enfrentarse al nacionalismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Al Nacionalismo hay que hacerle frente, y no contemporizar con él”. Esta frase resume uno de los puntos centrales del ideario del Partido Popular en el País Vasco. Es también uno de los motivos que separan a esta formación de la línea sostenida por Josep Piqué en Cataluña.

“Al Nacionalismo hay que hacerle frente, y no contemporizar con él”. Esta frase resume uno de los puntos centrales del ideario del Partido Popular en el País Vasco. Es también uno de los motivos que separan a esta formación de la línea sostenida por Josep Piqué en Cataluña. En el PP Vasco se está muy en desacuerdo con la actitud y declaraciones de Piqué en la última época. Consideran un error los “devaneos nacionalistas” de los “populares” en Cataluña y califican de “grave” la actitud adoptada por el líder catalán. Destacados dirigentes del PP en el País Vasco han reconocido en privado a ECD que existe un profundo malestar en esta formación. “El nacionalismo —explican- jamás le va hacer ni caso, no les va a caer simpático jamás. Está perdiendo el tiempo y decepcionando a muchos ciudadanos, que es más grave ”. El rechazo a “los modos de Piqué” es más fuerte si cabe en Euskadi pues sus dirigentes se consideran con suficiente autoridad moral para abordar esta cuestión: “Aquí captamos un veintitantos por ciento de votos, mientras allí no tienen ni el ocho”. De ahí que vean con malos ojos la tibieza de Piqué: “al nacionalismo hay que plantarle cara, y presentar una alternativa”. Hay que recordar que Josep Piqué lleva varias semanas en el candelero tras sus declaraciones condescendientes hacia algunos puntos del pacto acordado sobre el Estatuto de Cataluñasellado en Moncloa entre Zapatero y Artur Mas. A raíz de aquellas declaraciones fue desautorizado por el secretario General del PP, Ángel Acebes. La crisis le llevó incluso a plantearse su dimisión al frente del PP catalán. Sin embargo, todo quedó en nada por la intervención de Mariano Rajoy. Ahora las aguas parecen haber vuelto a su cauce y Piqué sigue asistiendo a los maitines de Rajoy, como ya publicó este confidencial.