Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La cúpula del PP considera asumible la pérdida de un escaño en Cataluña y cree que los “desnudos” de Ciutadans dañarán al PSC

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los “populares” confían en la lealtad de sus votantes que les llevaron a conseguir 15 escaños en las elecciones de 2003. Conseguir aunque sea solo un escaño más, se considera una gran victoria en la dirección del PP. No preocupa Ciutadans.

En la sede nacional del PP, en la calle Génova, valoran todas las posibilidades aunque trabajan, sobretodo, con un escenario electoral abierto y flexible. Los dirigentes sostienen, según han reconocido a El Confidencial Digital, que los votantes del PP no son muchos en Cataluña, pero si algo les caracteriza es su fidelidad.   Ante ese escenario, se hacen el siguiente diagnóstico: perder uno de los 15 escaños que tienen actualmente sería asumible, se encajaría dentro de la normalidad; mantenerse igual sería bastante bueno y lograr un representante más sería valorado como un éxito rotundo.   Mirando a un lado y a otro del abanico electoral la formación que más podría preocupar a Josep Piqué sería la de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, cuyo discurso antinacionalista estaría en condiciones de arrastrar a un parte del electorado “popular”. Sin embargo, para la dirección del PP no es motivo de gran preocupación. En el actual panorama político, explican, era lógico que naciera una formación de estas características.   Las fuentes populares consultadas por ECDcreen que el Partido Socialista de Cataluña se puede ver más afectado que ellos mismos por los votos que vayan a parar finalmente a la formación de Albert Rivera, el representante de Ciutadans que posó desnudo para su cartel electoral.   Sobre este último aspecto, por ejemplo, el PP considera que esa campaña “al desnudo” hace más mella en el PSC puesto que emplea un discurso llamativo, trasgresor y aparentemente progresista, muy en sintonía con el votante socialista.   Mientras tanto, según reconocía ayer mismo Mariano Rajoy, de visita primero en Lérida y después en Reus, el partido “está haciendo la campaña que puede hacer” en referencia a los últimos ataques contra líderes “populares”.

·Publicidad·
·Publicidad·