Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se anuncia una limpieza a fondo

El PP culpará a Aznar de los casos de corrupción en el partido

Génova lanzará el mensaje de que Gürtel, Bárcenas y las tarjetas ‘black’ son escándalos que nacieron en la etapa aznarista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PP tiene clara la estrategia a seguir en el caso de las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid: dureza contra los implicados para lanzar a la sociedad el mensaje de que se está contra la corrupción. Así, las declaraciones de los últimos días contra Rodrigo Rato han surtido efecto y ayer el ex ministro pidió la suspensión temporal del partido. En realidad, se adelantó a lo que Mariano Rajoy ya tenía decidido. Y sobre la corrupción en general, como en los casos Gürtel y Bárcenas, lanzar el mensaje de que esos escándalos no son suyos, sino que “vienen de la etapa de José María Aznar”.

María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy. María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy.

Fuentes directivas del partido, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, confirman que tal es la decisión tomada, para distanciarse rotundamente de las acusaciones de corrupción. Son tiempos preelectorales y esa deriva puede castigarlos seriamente en las urnas.

Han destapado el caso tarjetas opacas

 Uno de los mensajes que el PP quiere trasladar claramente es que ha sido el actual Gobierno y la actual dirección del partido quiénes han destapado el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid. “Si no hubiéramos ordenado la auditoría de Bankia, seguramente nunca hubiésemos sabido nada de esto”, explican estas fuentes.

Y un segundo mensaje, “más importante aún que el anterior”: este caso, y los otros que afectan al PP, vienen de la etapa de José María Aznar en el Gobierno y en el partido. “Nosotros nos los hemos encontrado y lo estamos solucionando. Sabemos que hacer esto público perjudica al PP, pero el Gobierno actual es el que ha destapado este caso”.

Blesa, hombre de Aznar

Las fuentes consultadas recuerdan que Miguel Blesa fue nombrado primer ejecutivo de Caja Madrid por el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, en 1996. Y añaden también que es quién más tiempo ha estado al frente de la caja y quién tenía organizado el sistema de las tarjetas opacas.

Además, repiten que el caso Gürtel, sobre posible financiación irregular del partido, también es una herencia de la etapa de Aznar.

“Fue Mariano Rajoy quién rompió con ellos y con el ex tesorero Luis Bárcenas posteriormente”, insisten estas fuentes.

Con Rato, cumplir la ley

El PP confía en que Rato pida la baja del partido para evitar ser expulsado

Respecto a Rodrigo Rato, que fue nombrado por Mariano Rajoy para Caja Madrid en diciembre de 2010, el PP ha sido implacable con él. Numerosos mensajes públicos y privados al ex ministro de Economía han provocado su 'dimisión' como militante del partido. 

Antes de la petición de suspensión temporal de militancia solicitada por carta por Rato, una fuente del PP aseguraba que “se le ha abierto un expediente y se le va a escuchar en la Comisión de Derechos y Garantías. El PP es un partido que respeta la ley y, si exigimos que se cumpla en todas partes, como se ha hecho con el proceso en Cataluña, no podemos nosotros ahora incumplir nuestros estatutos”.

“Por lo tanto, se le escuchará. Pero lo que debería pasar es que, antes de que Rajoy tenga que expulsarle, él mismo debería tomar la decisión de darse de baja”. En efecto es lo que sucedió la noche del lunes. 

Cospedal, Feijóo, Quiroga…

Según las fuentes consultadas, al partido le queda poco margen en el caso de los 13 militantes que usaron las tarjetas opacas, Rato incluido.

15 millones de euros gastados en diez ó doce años no es nada. Comparado con los 22.000 millones del rescate, no es nada. Pero la imagen que se da de los políticos y del partido es catastrófica. Y algo tenemos que hacer al respecto”, explican.

Son muchas las voces dentro del partido que estos días han reclamado que se expulse a Rato. Los líderes de Valencia, Alberto Fabra, Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y del País Vasco, Arantxa Quiroga, lo han hecho públicamente en distintos escenarios.

Ayer, en la reunión habitual del PP de los lunes, el propio Rajoy habló de “contundencia y legalidad” con Rato. Días antes, ya había dejado de nombrar públicamente al ex ministro, igual que hiciera en su momento con Jaume Matas y con Luis Bárcenas.

La posición oficial en esa reunión la fijó la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que aseguró que, antes de tomar una decisión “difícil”, se escuchará a esos militantes en los próximos días.

Contundencia con el resto de cajas

Pese a la renuncia de Rato, lo cierto es que ya Rajoy había dado muestras suficientes de que no le iba a temblar la mano y expulsaría al ex ministro del partido. Forma parte de esa estrategia del PP de mostrar contundencia con la corrupción en las cajas de ahorro y que la decisión de anoche de Rato no cambia. 

El Frob, organismo público que aglutina a las cajas que han sido nacionalizadas, ya ha enviado a la fiscalía un informe con 23 irregularidades cometidas en Catalunya Banc y en Novacaixagalicia. Calcula que el daño causado por estas irregularidades es de 1.500 millones de euros.

Como ha publicado ECD, el Gobierno va a utilizar la denuncia de estos casos para intentar demostrar que lucha contra la corrupción. Es el primer mensaje. El segundo, como ya se ha dicho, es que se trata de escándalos se han encontrado al llegar al Gobierno y que vienen de la época aznarista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·