Lunes 26/09/2016. Actualizado 13:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP quiere minar las posibilidades de Zapatero de capitalizar el “sí” en el referéndum reafirmando su carácter consultivo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Génova lo tienen claro. Es preciso evitar que Zapatero emule a Felipe González y convierta el referéndum sobre la Constitución Europea en un plebiscito a su favor, como pasó con la consulta sobre la entrada de España en la OTAN. Según ha sabido ECD, un grupo de trabajo de los “populares” ya ha lanzado las primeras consignas: recordar el carácter consultivo de la cita y exigir un debate profundo del texto.

En Génova lo tienen claro. Es preciso evitar que Zapatero emule a Felipe González y convierta el referéndum sobre la Constitución Europea en un plebiscito a su favor, como pasó con la consulta sobre la entrada de España en la OTAN. Según ha sabido ECD, un grupo de trabajo de los “populares” ya ha lanzado las primeras consignas: recordar el carácter consultivo de la cita y exigir un debate profundo del texto. En el Partido Popular nadie esconde que desarrollo y progresismo significan Europa. La vocación europeísta del PP es clara y nadie osa discutirla internamente, pero es no impide que los “populares” estudien, desde hace semanas, qué vetas políticas potenciar en las próximas semanas para, sin renunciar a Europa, dejar claro que no se transita en el furgón de cola del Gobierno del PSOE. Para ello, Mariano Rajoy ha creado un grupo de trabajo que estudia el modo de dar vida a mensajes e “ideas fuerza” que permitan la cuadratura del círculo: el apoya al referéndum y a la Carta Magna sin que Rodríguez Zapatero logre “apuntarse el tanto”. Según ha sabido este confidencial, la primera consigna importante emanada de este gabinete es la siguiente: “el referéndum es sólo consultivo y en ningún modo vinculante”. El Partido Popular intenta, de este modo, relativizar el plebiscito ante la ciudadanía, sin negar de manera frontal su interés y trascendencia. “Así —explican desde Génova-, aún ganando el ‘sí’ en la consulta, dado su carácter estrictamente consultivo, si se produjera una fuerte abstención se podría exigir un replanteamiento del asunto que pasaría, además, por fomentar un mayor debate del texto constitucional en el Parlamento”. Y se llega así a la segunda noción en la que trabajan los hombres de Rajoy. En el Partido Popular existe la convicción de que Zapatero ha decidido evitar el debate político en España sobre la Carta Magna para minimizar los daños y cualquier desgaste en su Gobierno. De ahí, argumentan, las prisas en convocar la consulta en nuestro país, quedando como más europeístas que los franceses de Giscard d’Estaing. En caso de una victoria amplia, el Gobierno se sentiría legitimado para evitar una discusión de fondo en sede parlamentaria pues la ciudadanía ya se habría pronunciado. “Por eso —añaden los ‘populares’-, Zapatero está vendiendo el referéndum como si se anunciara una marca de automóvil, con su cilindrada, su velocidad punta y el color de tapicería. Salen los futbolistas famosos, cantantes y periodistas, despachándose con cuatro generalidades del folleto informativo sin un debate profundo del texto”.

http://mailing.elconfidencialdigital.com/acton/ab/16040/abt-0001