Lunes 05/12/2016. Actualizado 10:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El órdago del PSOE a Esquerra pretende que digan “sí” al Estatut y no que ERC rompa el tripartito por “celos” de CiU

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las declaraciones de este lunes de José Blanco (PSOE) y Miquel Iceta (PSC), advirtiendo a ERC de que no tendría sentido que sigan en el tripartito si no apoyan el Estatuto pactado entre Zapatero y Mas, responde a una estrategia urdida desde Ferraz, con una finalidad muy concreta.

Las declaraciones de este lunes de José Blanco (PSOE) y Miquel Iceta (PSC), advirtiendo a ERC de que no tendría sentido que sigan en el tripartito si no apoyan el Estatuto pactado entre Zapatero y Mas, responde a una estrategia urdida desde Ferraz, con una finalidad muy concreta. Según han relatado a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE, el contundente mensaje, lanzado a dos voces a principios de semana, no persigue “empujar” a ERC a la ruptura, como algunos han interpretado. Lo que se busca es presionar a los dirigentes de Esquerra “para que se sumen al consenso del Estatuto”. Sobre las hipótesis de un cambio de alianzas, un trueque de ERC por CiU, desde Ferraz se insiste: “No es cierto que el PSOE quiera cambiar de socios en estos momentos”. Esquerra ya dio su visto bueno a un acuerdo global —explican los muñidores de la maniobra-, y el PSOE no está dispuesto a hacer más concesiones en el Estatut. Lo que sí es verdad —precisan los socialistas- es que ERC “sólo cambió de opinión porque sus dirigentes se pusieron ‘celosos’ tras la foto de Zapatero y Artur Mas en La Moncloa. Estamos, pues, ante un problema de gestos y no de contenido político”. Con ese convencimiento, el Partido Socialista asegura tener las cosas claras: quieren que ERC se sume al acuerdo. Sus aportaciones al Estatut —insisten sin escatimar elogios- “son importantísimas” y no es comprensible que ahora se quieran descolgar del consenso “por un simple ataque de celos políticos”. Por eso, José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba están poniendo todos los medios para que la formación de Carod Rovira se sume finalmente al pacto suscrito con CiU. La reunión de ayer, martes, entre el portavoz del PSOE en el Congreso y Puigcercós, perseguía este objetivo: limar asperezas y acercar posturas. Eso sí. El PSOE cree que, si finalmente ERC opta por no apoyar el Estatut, su posición en el tripartito será muy complicada. Fundamentalmente por dos razones: --ERC no podrá asumir que, en un eventual referéndum en Cataluña, el gobierno tripartito no pida unitariamente el SÍ. --Esquerra tendrá también muy complicado explicar a los catalanes los motivos por los que, después de estar más de dos años trabajando prioritariamente en la reforma del Estatut, finalmente no han sido capaces de participar en el consenso final.