Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PSOE reconoce en privado a la Guardia Civil que el “lobby de los Generales” va a impedir al Gobierno cumplir su promesa sobre el asociacionismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las distintas asociaciones de Guardias Civiles digieren malamente estos días la noticia: el Ejecutivo acaba de reconocer que no va a poder dar salida en esta legislatura a la normativa sobre asociacionismo en la Benemérita. En una reunión privada, el PSOE desveló los motivos reales.

“Los militares no son la Iglesia”. Así de rotundo se mostró Antonio Hernando portavoz del PSOE en la Comisión de Interior del Congreso, en una reunión celebrada la pasada semana en las dependencias de la Cámara Baja con dirigentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), mayoritaria dentro del Cuerpo. Hernando había convocado a la dirección de esta asociación para hacerles ver que –contra todo pronóstico- la ansiada regulación del asociacionismo no llegará en esta legislatura   El enfado estos días es notorio dentro del Instituto Armado. El borrador de la ley estaba más que ultimado y la presentación en el Congreso de los Diputados para su tramitación se había dado por hecha en varias ocasiones.   Pero todo ha quedado en nada. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la pasada semana el socialista Antonio Hernando confirmó, en un encuentro privado, a los miembros de la AUGC que la ley de régimen disciplinario se encuentra “a punto de salir”, pero les instó a que olvidaran la regularización de las asociaciones dentro de la Benemérita.   Las fuentes consultadas por ECD aseguran que Hernando manifestó en dicho encuentro que la única razón para el frenazo a la ley son “las presiones de los generales”, que consideran inapropiado el momento y el contenido del texto. Es en este escenario cuando Hernando dijo “los militares no son la Iglesia”, en referencia a que el Gobierno a aprobado leyes polémicas como el matrimonio homosexual, pero con un “enemigo” más cómodo.   Entre Guardia Civil y Fuerzas Armadas existen en la actualidad unos 300 generales a quienes se atribuye desde el PSOE, esta vuelta de tuerca en la cuestión. La negativa del “lobby de los 300”, afecta también a la regulación de los derechos de los militares, contemplada en la Ley Orgánica 5/2005 de 17 de noviembre de la Defensa Nacional (más conocida como Ley Bono). La normalización de las asociaciones en la Benemérita está igualmente contemplada en el programa del PSOE, de ahí el enfado provocado en el seno del Instituto Armado al ver que tendrán que seguir siendo “alegales”.   La razón aducida por los altos mandos para no dar curso a esta ley, según los socialistas, sería –por extraño que parezca- “las numerosas misiones internacionales que existen en marcha actualmente” y que desaconsejarían la introducción de cambios de este tipo. Su negativa afectará igualmente a la Fuerzas Armadas. Las fuentes consultadas por ECD afirman que a la llegada del ministro José Antonio Alonso a Defensa se le consideró partidario de lograr el “placet” de la cúpula militar en este aspecto. Sobre el particular fue interrogado en la reunión Hernando, quien sostuvo que el ministro “ha cambiado de opinión”.   A raíz de estas noticias, las asociaciones han hecho anuncios de protestas. Así por ejemplo la Unión Profesional de Guardias Civiles (UPGC) ha declarado “una huelga de celo” mientras no se arregle el asunto. Por su parte, la AUGC que aglutina a más de 25.000 miembros de la Benemérita, celebra el próximo día 18 de noviembre un comité confederal donde decidirá que medidas poner en marcha ante lo que consideran el “enésimo engaño del PSOE”.