Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PSOE no quiere ahora líos con la Iglesia Católica y frenará cualquier movimiento de su militancia que vaya en esa dirección

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay que dejar a la Iglesia en paz. Ahora no toca reabrir heridas en este frente. Se trata de una decisión tomada al más alto nivel del partido. El motivo: la campaña electoral.

A finales del pasado mes de octubre saltó a la prensa. Uno de los grupos de trabajo que elabora el programa electoral del PSOE de cara a las elecciones generales del próximo año estaba evaluando la posibilidad de incluir la revisión del acuerdo Iglesia-Estado de 1979, y la reforma de la Ley de Libertad Religiosa de 1980.

El equipo de ‘Derechos y Libertades’, que encabeza el ex ministro socialista, Juan Fernando López Aguilar, justificaba esta posibilidad en el hecho de poder dar así “mayores garantías a las nuevas religiones que empiezan a implantarse en España”, según se advirtió en su momento.

También se habló de reformar el ritual litúrgico en los funerales de Estado para las víctimas del terrorismo, calificado por los socialistas de “inconcebible en el siglo XXI”. Se proponía a su vez eliminar la asistencia religiosa en las Fuerzas Armadas, a los capellanes con rango de general o las misas de campaña.

La reacción de Ferraz fue contundente. Se emitió un comunicado en el que se advertía que nada de lo dicho iba a suceder. El encargado de salir a la palestra fue el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, que desmintió de inmediato que el programa electoral del partido fuera a recoger estas revisiones.

Según fuentes solventes consultadas por El Confidencial Digital, el motivo de esta actitud es la decisión de la cúpula del PSOE de evitar cualquier enfrentamiento con la Iglesia en campaña electoral. “No queremos líos en estos meses”, reconocen a ECD relevantes miembros del partido, que añaden: “la consigna es frenar cualquier asunto polémico en este sentido”.

La presencia en el Vaticano de Miguel Ángel Moratinos para la beatificación de los mártires de la guerra civil española y la más reciente de María Teresa Fernández de la Vega en la ceremonia de imposición del Capelo Cardenalicio a los tres nuevos cardenales españoles, hay que interpretarlas como parte de esta decisión.