Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un sector del PSOE califica de “locura” permitir que José Blanco abandone ahora la secretaría de Organización: “es poner en riesgo la mayor etapa de paz interna”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se viene contando con cierto detalle en estas páginas del debate interno que se ha abierto en el PSOE sobre la oportunidad de apostar por el relevo de José Blanco en la secretaría de Organización del partido. Un importante sector de la Ejecutiva Federal advierte que sería un gravísimo error.

No es el momento”. Así se expresaba recientemente un destacado representante de los socialistas, valorando para El Confidencial Digital esta delicada cuestión. El análisis que realizan estos miembros de la cúpula del PSOE es el siguiente.

En primer lugar, ponen en valor que el PSOE está atravesando “la etapa de mayor paz interna de toda su historia”. Nunca, ni en la época del gobierno de Felipe González y Alfonso Guerra, ha existido tanta “calma” entre la militancia y los ‘pesos pesados’. Tirar por la borda ese activo, aseguran al más alto nivel, sería de locos o de tontos.

A José Blanco hay que reconocerle, añaden, su gran trabajo de pacificación. Como nunca antes se había visto. Esa estabilidad sólo puede asegurarla la persona que ha logrado tener amarrado el partido. El PSOE sólo obtendría ventajas de la estabilidad resultante de unos años más con Blanco al frente, insisten.

Se sugiere incluso calendario orientativo y la fecha para reabrir de nuevo este debate: 2010. Es decir, dentro de dos años, a mitad del segundo Gobierno Zapatero. Antes, insisten, sería perjudicial para el PSOE.

Hay que recordar que José Blanco ha manifestado en privado estar algo cansado de ejercer como secretario de Organización y, sobre todo, reconoce un gran deseo de afrontar nuevos retos, como por ejemplo, optar a una cartera ministerial.

Se le ha escuchado decir incluso que uno de sus destinos preferidos sería el Ministerio de Fomento que, previsiblemente, abandonará Magdalena Álvarez.

·Publicidad·
·Publicidad·