Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PSOE saca la Ley de la Memoria Histórica porque le faltan cuatro puntos para ganar y necesita movilizar como sea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al PSOE le faltan cuatro puntos para ganar las elecciones generales de marzo. Al margen de lo que estén diciendo ahora las distintas encuestas que se van publicando, y que hablan de empate técnico, la información que se tiene en la sede de Ferraz es que la victoria se encuentra todavía lejos.

Fuentes de la máxima solvencia, cercanas a la dirección socialista, explicaron a El Confidencial Digital que los datos que maneja el partido, singularmente su secretario de Organización, José Blanco, indican que el PSOE se encuentra en estos momentos a cuatro puntos de asegurarse la victoria en las elecciones de marzo, y por tanto va a poner “todos los medios necesarios” para recuperarlos.

El análisis que se hace en Ferraz es que las elecciones de 2004 se ganaron por la especial movilización del electorado (incluyendo, por supuesto, los atentados del 11 M). El objetivo de cara a 2008 es conseguir esa misma motivación. Lo cual requiere repetir la “crispación” que había hace cuatro años.

Según las fuentes consultadas por ECD, la Ley de la Memoria Histórica, que de forma tan precipitada está siendo tramitada, y en la que el Gobierno ha hecho todas las concesiones precisas para conseguir que salga adelante en el Parlamento, es precisamente una de las palancas principales para “movilizar” al electorado de izquierdas, de forma que acuda masivamente a las urnas y garantice el triunfo socialista.

Los análisis de que dispone José Blanco muestran que, en contra de lo que se cree en muchos sectores, el recuerdo de la Guerra Civil sigue vivo en la población: continúa siendo asunto cercano y presente, sobre todo en los sectores de la izquierda. Y la Ley de la Memoria Histórica reaviva esos sentimientos y polariza a los españoles.

Además, se da por seguro que la puesta en marcha de la citada Ley provocará una fuerte polémica nacional, con la salida a la palestra de portavoces de la derecha y actuaciones de resistencia, y por tanto visualizará aún más la división en dos bloques, reabriendo así las heridas del llamado “bando perdedor”, que ahora cree llegado el momento de la revancha.

·Publicidad·
·Publicidad·