Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PSOE estudia cómo lograr el “sí” de los nacionalistas a una Ley de Financiación de partidos sin anonimato de los donantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El caso tiene difícil encaje, a la vista de lo manifestado por las distintas formaciones. El Partido Socialista quiere sacar adelante una ley orgánica que permita sanear la castigada economía de los partidos políticos pero no está dispuesto a renunciar a la transparencia de los donantes. PP y nacionalistas siempre se han opuesto a esa medida.

El caso tiene difícil encaje, a la vista de lo manifestado por las distintas formaciones. El Partido Socialista quiere sacar adelante una ley orgánica que permita sanear la castigada economía de los partidos políticos pero no está dispuesto a renunciar a la transparencia de los donantes. PP y nacionalistas siempre se han opuesto a esa medida. El PSOE ya tiene una propuesta por escrito sobre la reforma de la ley de financiación de los partidos políticos. El dinero vendría en su mayor parte de las aportaciones de los Presupuestos Generales del Estado, aunque los partidos podrían recibir aportaciones de personas físicas si no superan los 60.000 euros al año. Fuentes socialistas han reconocido a este confidencial la dificultad que entraña esta ley: la obtención de un consenso entre los distintos grupos parlamentarios sobre el anonimato o no de los donantes. La oposición del PSOE a que sean secretas esas aportaciones radica en el convencimiento de que permiten que una misma persona pueda tributar, una y otra vez, esa cantidad máxima que marca la ley. La problemática estriba en que, históricamente, tanto el Partido Popular como los nacionalistas se han opuesto a esa transparencia. Estas actitudes tienen que ver, como es lógico, con la propia idiosincrasia financiera de cada formación. Así, según datos oficiales publicados por el Tribunal de Cuentas, entre 1992 y 2001, el PSOE sólo recibió 2 millones de euros en aportaciones de personas físicas. El PP, por el contrario, ingresó 20,4 millones de euros en donativos, en su mayoría anónimos. PNV y CiU recibieron también 20,8 y 15,6 millones de euros, respectivamente.

·Publicidad·
·Publicidad·