Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PSOE encarga a su nueva jefa de prensa un análisis periodístico pormenorizado del juicio del 11-M con el que Ferraz diseña su estrategia política

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La periodista Eva Cuesta se incorporó hace un mes al Gabinete de Comunicación del Partido Socialista bajo la dirección de Carlos Hernández. Desde entonces le ha acompañado en varios actos de partido aunque el PSOE ya le ha adjudicado una tarea específica: el juicio de los atentados del 11 de marzo.

En la sede nacional del PSOE, en la calle Ferraz, la actual Jefa de Prensa trabaja ya en un cometido más específico que cuando llegó. Se encarga, según ha podido confirmar El Confidencial Digital, de analizar todo lo que se escribe, se radia o se emite por televisión sobre el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional por los trágicos atentados del 11 de marzo.

A raíz de sus análisis e informes, realizados de forma coordinada con el Ministerio del Interior, el PSOE está diseñando su estrategia política sobre este tema.

Eva Cuesta fue contratada por el partido de José Luis Rodríguez Zapatero como apoyo al gabinete de comunicación y ante la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas. De hecho, se la ha podido ver en actos y mítines del PSOE acompañando a Carlos Hernández y seguirá trabajando para los socialistas una vez celebrados los comicios.

La periodista llegó a la calle Ferraz tras pasar trece años trabajando en la Cadena SER donde últimamente se encargaba de cubrir la información de Izquierda Unida. Según informaciones recogidas por ECD, la periodista no atravesaba una situación profesional satisfactoria. Se encontraba incómoda y la salida del Grupo Prisa parece haber aliviado su estado.

Por cierto que Eva Cuesta dispone en estos momentos de una excedencia profesional que le permitiría regresar a la SER una vez concluido su trabajo en el Partido Socialista aunque quizá no en las mismas condiciones que tenía cuando la abandonó.