Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PSOE está bastante preocupado por las continuas filtraciones del equipo que prepara el programa electoral y que lidera Jesús Caldera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con las elecciones generales a las puertas, el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y José Blanco han tenido que desmentir ciertas informaciones aparecidas en los medios de comunicación. La última, la introducción del aborto en el programa electoral. Preocupan el desgaste de estas filtraciones.

Hace unos días, Zapatero tuvo que salir al paso y aclarar que el PSOE no tiene previsto abrir el polémico debate sobre el aborto como tema que el partido iba a incluir en su programa electoral.

Fuentes cercanas a la dirección del partido consultadas por El Confidencial Digital aseguran que efectivamente, entre las diferentes propuestas que se han realizado para el programa se ha sugerido la cuestión de una nueva legislación del aborto. Sin embargo, eso no significa que se vaya a incluir y de ahí las aclaraciones posteriores de los políticos socialistas.

Según estas mismas fuentes, el problema radica en dos cuestiones principales. Por un lado, “hay miles de personas participando” en la elaboración del programa, que colaboran de manera directa o indirecta y manejan “decenas de borradores”, se afirma. En el PSOE no se extrañan, por tanto, de que algunos estén haciendo públicas esas ideas. Otra cosa es que sienten bien en Ferraz. Y en segundo término, “los medios están amplificando” las filtraciones que realizan los colaboradores de Caldera.

Que estén saliendo a la palestra este tema del aborto o, como publicó El País hace unas semanas, el aumento de un céntimo de euro por cada litro de gasolina para paliar el cambio climático, preocupa en el PSOE. Se habla de verdaderos “quebraderos de cabeza”, aunque se reconoce que “forma parte de las reglas del juego” político.

Hay que recordar que se trata de casi un millar de colaboradores a las órdenes de Caldera, repartidos en casi cuarenta grupos de trabajo. Las seis áreas de trabajo son las siguientes: Economía, Desarrollo sostenible, Estado y democracia, Educación y cultura, Bienestar y Ciudadanía social, y Política Exterior.

·Publicidad·
·Publicidad·