Jueves 29/09/2016. Actualizado 13:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Padres del colegio donde estudian las hijas de Zapatero protestan por las medidas adoptadas para evitar aglomeraciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un grupo de padres del centro escolar donde están inscritas las hijas de Zapatero se quejan del trato recibido. Para evitar aglomeraciones y favorecer la seguridad de las niñas, se les ha prohibido la entrada al colegio para acompañar o recoger a sus hijos, mientras los guardaespaldas de las niñas del Presidente tienen libre el paso.

Un grupo de padres del centro escolar donde están inscritas las hijas de Zapatero se quejan del trato recibido. Para evitar aglomeraciones y favorecer la seguridad de las niñas, se les ha prohibido la entrada al colegio para acompañar o recoger a sus hijos, mientras los guardaespaldas de las niñas del Presidente tienen libre el paso.

 

La Dirección de la escuela pública donde estudian las hijas de José Luis Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa ha adoptado una serie de medidas para evitar los “atascos” en la entrada del colegio que se producen por la aglomeración de curiosos, padres y viandantes.

 

Según ha podido saber ECD, las quejas tienen su origen en la imposibilidad de los padres de acceder al recinto junto con sus hijos, algunos de ellos con necesidades educativas especiales, en torno al ocho por ciento del número total de alumnos.

 

La Dirección del centro ha enviado una carta a las familias en la que simplemente se aconseja “que los padres-madres no se acumulen en las escaleras por el bien de los alumnos-as”. Igualmente, la carta destaca como “recomendable” que los únicos accesos permitidos sean para padres con niños de 3 y 4 años.

 

En realidad, nadie puede franquear la entrada, salvo los padres con niños muy pequeños. El colegio dispone de conserjes que velan por el cumplimiento de esta medida durante la entrada y salida de alumnos.

 

La situación se agrava con la presencia de los escoltas de las niñas del Presidente en el recinto sin que el colegio reconozca tener competencia sobre ellos. La Dirección afirma que no es decisión suya que estén o no en las inmediaciones, ni opina sobre su modo de proceder. Pide, eso sí, comprensión no sólo por la seguridad impuesta “desde arriba” sino también por la del resto de alumnos.