Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El País, Moratinos y el viaje a Guinea: el ministro otorga la exclusiva al diario de PRISA, que recoge el dictado de Exteriores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Según es costumbre desde la llegada del PSOE al poder, todas las exclusivas –y más las de Exteriores- se le otorgan al diario El País. La semana pasada, Moratinos hizo oficial su viaje a Guinea en el diario del Grupo PRISA. El resultado de esta información, ya conocida por ECD y la oposición guineana, es una noticia que necesita puntualizaciones.

Según es costumbre desde la llegada del PSOE al poder, todas las exclusivas –y más las de Exteriores- se le otorgan al diario El País. La semana pasada, Moratinos hizo oficial su viaje a Guinea en el diario del Grupo PRISA. El resultado de esta información, ya conocida por ECD y la oposición guineana, es una noticia que necesita puntualizaciones.

 

La información redactada por Peru Egurbide silencia, por ejemplo, el encuentro mantenido por Moratinos con el dictador Obiang en París, en diciembre de 2004. Tampoco se hace eco El País de los contactos habidos en Sudáfrica entre Bernardino León y Obiang el pasado mes de mayo. Ambas reuniones, discretas o secretas, fueron adelantadas por ECD ante la desidia informativa de Exteriores.

 

Precisamente por la aludida desidia de Exteriores, cuya política de información sobre Guinea parece ser el “no sabe, no contesta”, ECD apostó por esa mínima prudencia periodística que consiste en no publicar lo no seguro. La posibilidad del viaje a Guinea Ecuatorial llevaba un buen tiempo sonando en los círculos de la oposición ecuatoguineana. Fiados esta vez de la transparencia de Exteriores, y habida cuenta del potencial daño de la información –nada menos que una reunión con el dictador de una antigua colonia-, ECD prefirió esperar antes que desvelar los barruntos del Gobierno.

 

Tanto en cuestiones de Guinea Ecuatorial como en otras cuestiones, la política de la redacción va a ser acorde, desde ahora, con la falta de correspondencia de los cauces por los que llega la información oficial.

 

Ya diversos medios han manifestado sus quejas por las filtraciones en régimen de exclusividad al diario de Polanco. No es vano reseñar aquí, aun tangencialmente, los continuos “adelantos” en los días previos al Consejo de Ministros, visualizados este mismo jueves cuando el diario de PRISA detallaba en su sección de Economía las principales medidas para impulsar la competitividad que el Gobierno aprobó este viernes.

 

Por otra parte, y según manifiestan diversos analistas a ECD, el propósito de Moratinos de “normalizar las relaciones” con Obiang es fruto de una cierta mala conciencia del PSOE, que apoya –más de palabra que de obra- al opositor socialdemócrata Plácido Micó.

 

Cabe recordar que, para bien o para mal, el mejor momento de las relaciones bilaterales hispano-guineanas se vivió bajo el mandato de Aznar: eran los tiempos en que al Secretario de Estado Gil-Casares se le recibía en Malabo casi como a un presidente de Gobierno. Y la retirada del embajador guineano en Madrid –también anticipada por ECD- fue una de las primeras amarguras de Moratinos al frente de su gabinete.

 

Por último, las fuentes consultadas subrayan la ironía de que Moratinos deba callar lo que ha publicado toda la prensa internacional, recogiendo la exclusiva de ECD: el dudoso papel del gobierno Aznar en el derrocamiento mediante golpe de Estado del dictador ecuatoguineano. La ironía consiste en que Moratinos atribuyera al anterior Gobierno la intención de apoyar el golpe de Estado contra Chávez, formalmente elegido por su pueblo, y calle ante la opción entonces elegida, sin duda más legítima, de favorecer la caída de un dictador como Teodoro Obiang.