Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los escoltas del País Vasco concluyen que ETA ha dado un giro en su ‘modus operandi’: tiro en la nuca, bombas lapa y asesinatos selectivos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ETA ha dado un giro a su modo de proceder. Tras las detenciones de los diez presuntos terroristas y el material incautado por la Policía, los escoltas que desempeñan su labor profesional en el País Vasco piensan que la banda ha decidido sustituir los coches bomba por un nuevo sistema de actuación.

La detención de diez presuntos miembros de la banda terrorista ETA y la incautación por parte de la Guardia Civil de material explosivo en una vivienda de Guipúzcoa, dentro de la operación contra el denominado ‘Comando Donosti’, ha puesto en alerta máxima a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Los escoltas del País Vasco, por su parte, también han sacado sus conclusiones y han llegado a la conclusión de que estos hechos demuestran que ETA ha decidido cambiar su ‘modus operandi’.

Según ha sabido El Confidencial Digital, destacados miembros de este colectivo manifiestan en privado que el material incautado revela que los terroristas van a colocar menos coches bomba y optan por centrarse en los asesinatos selectivos. Afirman que, a partir de ahora, se volverán a ver los tiros en la nuca, las bombas lapas y los asesinatos selectivos contra personas concretas.

Según estos profesionales de la seguridad personal, que analizan y supervisan diariamente la dinámica que ETA aplica en las calles de Euskadi, la banda apunta ahora hacia atentados personalizados, ya que –aseguran- lo de los coches bomba han comprado que es una ruleta.

Por ello, los escoltas del Norte de España continúan sin bajar ni un milímetro la seguridad de sus protegidos. Siguen, cada día, extremando las medidas de autoprotección pese a la ‘tregua ficticia’ –así la llaman- que hemos vivido. “Los inhibidores de frecuencia y el mirar los bajos de los vehículos es nuestra tónica diaria”, aseveran. “Nunca lo hemos abandonado”.

Estos profesionales reconocen que pese a que algunos mandos políticos venden lo contrario, ellos constatan diariamente acciones terroristas en las calles del País Vasco. “La banda se ha rearmado y continúa recopilando datos sobre personalidades y cargos electos del País Vasco y Navarra”, explican.

·Publicidad·
·Publicidad·