Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ana Palacio sigue compartiendo mesa y mantel con Colin Powell, Condoleezza Rice y Madeleine Albright: se acaba de reunir con ellos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ex ministra de Asuntos Exteriores durante el mandato de José María Aznar, Ana Palacio, continúa teniendo una apretada agenda de trabajo en Washington. Mantiene reuniones habituales con secretarios y ex secretarios de Estado estadounidenses. Ahora estudia ofertas para regresar a Europa.

A punto de cumplir los 60 años, Palacio acaba de anunciar que el próximo 15 de abril abandonará la vicepresidencia del Banco Mundial, organismo al que se incorporó en junio de 2006. La ex eurodiputada también ocupa el cargo de consejera jurídica general.

Durante su estancia en los Estados Unidos, Ana Palacio se ha reunido con altos representantes del Gobierno de George W. Bush, contactos que sigue manteniendo. Según ha podido saber El Confidencial Digital, la ex ministra se ha reunido en los últimos días con los últimos tres secretarios de Estado del país: Madeleine Albright, Colin Powell (con el que cenó la pasada semana) y Condoleezza Rice.

Ahora, más concretamente a partir del día 15, Ana Palacio tendrá que decidir su futuro. La que fuera profesora de la Universidad Complutense de Madrid baraja en estos momentos varias ofertas de trabajo.

Fuentes de su entorno explican que entre los intereses de Ana Palacio figuran la construcción europea, las relaciones trasatlánticas (desde el punto de vista del viejo continente) y la fundamentación jurídica de la globalización actual cada vez más influyente. Estas son sus prioridades, añaden.

Además, Ana Palacio está muy interesada en abandonar los Estados Unidos y volver a Europa. La ex ministra comenta a personas allegadas que desea estar cerca de su familia y de su tierra natal. En este sentido, puntualiza, prefiere tener su despacho en alguna ciudad de centroeuropa, a unas dos horas en avión de España.