Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El equipo de comunicación del Partido Popular planea cargar contra el PSOE con la ayuda de Rafael Simancas y los cordones umbilicales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos de los puntos de la estrategia de comunicación que planean los ideólogos del Partido Popular para atacar al PSOE pasan por las incoherencias del discurso de Rafael Simancas y la polémica por la regulación de los bancos de sangre de cordón umbilical.

Según ha podido saber El Confidencial Digital los “populares” quieren hacer uso de las supuestas incoherencias del discurso de Rafael Simancas, líder del PSOE en la Comunidad de Madrid. Según el PP, la argumentación del socialista aludiendo al hecho de que si él fuera presidente de la Comunidad de Madrid, Zapatero sería más sensible con la región, es un error de bulto.   Los populares quieren hacer sangre en esa declaración ya que ratificaría la tesis sostenida desde la formación de Esperanza Aguirre, de que Zapatero discrimina a Madrid porque gobiernan los populares.   Así las cosas, se pretende erosionar al PSOE con esta argumentación, acusando a Simancas de escasa altura moral y política. Del mismo modo atacarán a Zapatero mediante la revelación de su supuesto partidismo y juego sucio con la Comunidad que preside Aguirre.   Pero no acaba aquí el argumentario “popular”. Según ha podido conocer ECD de fuentes de toda solvencia, otro de los temas de los que se pretenden servir en el PP para atacar al Ejecutivo es la reciente polémica sobre los bancos de cordón umbilical.   La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ya ha anunciado que recurrirá el decreto madrileño que permitirá crear bancos por iniciativa privada, en una actuación que desde el PP consideran que se realiza por sectarismo y deseo de adular a Zapatero.   Del mismo modo en el mismo capítulo de la “batalla umbilical” los líderes “populares” pretenden hacer ver que la ministra se mueve por frustración ante la rapidez del movimiento de Aguirre, que se le habría adelantado legislando sobre el tema.   También incidirán en que la Comunidad de Madrid se ha movido en todo momento por interés público en esta iniciativa, mientras que Salgado lo habría hecho por venganza tras haber sido llevada ante los tribunales por la Comunidad presidida por Aguirre.